En qué consiste BME FX, la plataforma web para negociar derivados sobre divisas que lanzaron recientemente?

BME FX es la segunda fase del proyecto que lanzamos hace tres años, de entrar en un nuevo sector que es la divisa. En BME hay una serie de activos, renta variable, renta fija, derivados, etc. pero las divisas siempre han estado al margen, en general, de todas las bolsas.

Desde el punto de vista regulatorio hay unos vientos de cambio que hacen que las bolsas puedan aportar una serie de ventajas a las divisas.

Nosotros lanzamos en junio de 2019 un primer producto de divisas que era un derivado, xRolling FX, que justo estamos ahora girando hacia cliente institucional y corporate y la segunda fase, que es justo la plataforma BME FX.

Primero hemos lanzado el producto y ahora lanzamos una plataforma que es una red de terminales que pueden utilizar los bancos para operar este producto, de esta manera están conectados con nuestro mercado de derivados (MEFF) y la innovación de este sistema es que el banco lo puede utilizar en su mesa de tesorería para operar producto, pero también lo puede poner a sus clientes (empresas y gestoras) para que estos clientes operen directamente.

BME FX es la segunda fase de la entrada de BME en el sector de las divisas.

¿Qué ventajas aporta esta solución tecnológica?

El tema regulatorio impone muchísimas obligaciones a las entidades que distribuyen productos financieros. En el caso de la divisa, que es una mercancía, no está sujeta a MiFID, EMIR o ESMA. No obstante, en determinadas circunstancias cuando, por ejemplo, el cliente es una entidad financiera – por supuesto todos los productos derivados sobre divisa sí que son productos financieros- conlleva una serie de temas regulatorios e impone una carga de trabajo importante, pero al tener un producto listado que sería el xRolling, esto se suaviza bastante, pero además, al disponer de una plataforma donde el cliente, en vez de llamar por teléfono a la mesa, introduce las órdenes por el sistema, ya toda la cadena de la operativa que hace después se resuelve de una manera casi automática y la carga de trabajo, los costes, etc. se reducen.

Otra ventaja importante es que mejora muchísimo la eficiencia en los bancos porque su cliente está viendo los precios en tiempo real, precios oficiales, de un mercado derivado listado y es un mercado regulado, por tanto, son precios oficiales. La estrategia de los bancos es entrar en un producto de más transparencia y en este producto el cliente ve cuál es el precio del producto y lo que está cobrando el banco por dar ese servicio, algo que en la divisa no ha sido así hasta ahora. Cuando el cliente operaba el producto, las comisiones del intermediario estaban embebidas en el precio y no sabías lo que estabas pagando por el producto y lo que pagabas por el servicio del banco. En este caso, hay una limpieza y una transparencia enorme que es que tú operas a precios oficiales, que son los de un producto listado del MEFF – un mercado regulado – y sabes lo que te está cobrando el banco o la entidad que te está distribuyendo el producto.

¿Nos puede recordar en qué consisten los contratos de futuros sobre divisas xRolling® FX?

xRolling FX es un futuro sobre divisas que lanzamos hace dos años, aunque ‘futuros sobre divisas’ ya existe en otros mercados, no es ninguna novedad. Los futuros sobre divisas estándar, que son los que más liquidez tienen en los mercados norteamericanos, tiene unos vencimientos fijos a 3 meses, a 6 meses o a un año, el más líquido es, normalmente, el de 3 meses y esto tiene una serie de inconvenientes, como que cada tres meses tienes que volver a renovar y en ese periodo se producen unas tensiones en las horquillas que implica costes y es un trabajo que no les gusta nada a las gestoras porque están sujetas como a una atención de que va venciendo y tienen que renovarlo.

El segundo problema es que estos vencimientos son fijos, pero las necesidades de una empresa, por ejemplo, cuando ha comprado mercancía, no coinciden en esas fechas sino que son días sueltos o lo que se llama “fechas rotas” y luego hay otro problema casi peor y es que en cualquier posición derivados, el que la ha tomado tiene que apostar garantías y los mercados más líquidos norteamericanos esas garantías están en dólares, por tanto, una situación de una empresa española, zona euro, donde se quiere hacer una cobertura en dólares y resulta que tiene que tener unas cuentas en dólares para ir depositando garantías diariamente, parece que es un contrasentido.

Lo que hicimos nosotros fue lanzar primero un derivado sobre divisa, pero que el vencimiento sea de un día, que es la gran novedad, por tanto, cada día ese futuro se renueva de manera automática, con lo cual, nuestro cliente se posiciona en este producto y se olvida, de hecho, la expresión que ellos utilizan para alabar este producto es “te posicionas en xRolling y te olvidas”. Así, puedes mantener esa posición el tiempo que haga falta y nosotros cada día, el cost of carry, que es de financiar esa cobertura de un día a otro, se va cobrando a un precio real y no a un precio donde se incluyen expectativas a tres meses, que nadie sabe cuáles serán los tipos del dólar a tres meses. En nuestro caso, como cada día se perpetúa al día siguiente, es el coste real y así estamos evitando ese sobre coste; estamos dando un producto flexible tanto para un corporate como para una gestora; quitamos la tensión que hay en esa renovación porque es automática; y, además, la gran ventaja final, es que las garantías son en euros. Aunque estés en una posición en otra moneda, en la cámara estás depositando garantías en euros y te quitas de encima ese riesgo.

Este producto lo hemos girado hacia clientes institucionales y gestoras y ha tenido una aceptación muy alta.

¿Perciben una mayor demanda por parte de los inversores?

Tuvimos un evento con el primer market maker para cliente institucional que ha apostado por este producto, que es Cecabank y fue una reunión muy satisfactoria porque vimos que, efectivamente, muchísimas gestoras corporate y compañías de seguros, que también están sujetas a este riesgo de tipo de cambio, ven todas estas ventajas: No es dólares sino en euros; quien lo distribuye son los miembros de MEFF, que son miembros españoles con las que estas gestoras tienen relación, con lo cual, se amplía mucho el canal de distribución, no tienes que ir a un miembro que sea miembro de una bolsa americana sino que tienes los miembros aquí del mercado español; el tema de las garantías en dólares; y sobre todo también la ventaja de que es un producto muy flexible ya que entras y sales cuando quieras.

Después del evento estuvimos debatiendo y sí que las gestoras, ya viendo que hay liquidez, van a entrar a operar producto, con lo cual, estamos muy optimistas.