– Octubre está siendo un mes de rebotes e incluso cifras negativas como la inflación de EEUU del mes de septiembre el mercado no se las ha tomado tan mal, ¿estamos cerca del suelo del mercado?

Es un poco sorprendente porque la inflación no da tregua y además la inflación subyacente estadounidense sube en un entorno de alza de tipos por parte de la Reserva Federal que posiblemente sea de 75 puntos básicos en las próximas reuniones. Todo ello unido a incrementos de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) y del Banco de Inglaterra. Todo apuntaba, por tanto, que probablemente las bolsas seguirían cayendo y todavía perforaríamos más niveles, en el caso del IBEX 35 de 7.000 puntos y del 3.500 en el S&P 500, sin embargo un poco contra todo pronóstico los mercados se han dado la vuelta y han tenido un buen comportamiento. ¿A qué puede obedecer esto? A que en Wall Street como en Europa consideran que las compañías están cotizando con un PER absolutamente ridículo y eso hace que sea un buen momento para poder entrar. De hecho, muchas gestoras están recomendando tomar posiciones a estos precios porque consideran que en el medio y largo plazo se puede ganar bastante dinero y por ahí viene el hecho de que estamos viendo subidas en las bolsas este mes.

– ¿Cree que ha llegado la hora de poner a trabajar la liquidez en sectores concretos de la renta variable?

Creo que sí porque con la inflación en Europa en torno al 9% tener liquidez empieza a ser un poco gravoso y puede ser realmente perjudicial para las carteras tener mucha liquidez. Lo cierto es que mientras el mercado era claramente bajista y todo apuntaba que podían caer aún más las acciones estar en liquidez no era un verdadero problema porque, a fin de cuentas, era peor el remedio que la enfermedad y estar posicionado en el mercado. Pero una vez que el mercado hace suelo, o que el mercado entiende que lo peor ya ha pasado y puede caer un poco pero no demasiado, compensa posicionarse en bolsa. Ahora bien, en este momento hay que ser muy selectivo, seleccionando compañías y tener claro qué empresas lo van a hacer mejor que otras dentro del sector y cuáles van a ser más favorecidos como podría ser el sector biotecnológico, el farmacéutico, determinadas compañías del sector financiero… Empresas que tienen capacidad de repercutir a sus clientes las subidas de costes y tienen un reconocimiento de mercado importante.

– ¿En qué tipo de compañías ve más valor en este momento y en qué mercados?

Apuesto más por el mercado norteamericano que por el europeo fundamentalmente porque todo apunta que Europa va a entrar en recesión, Alemania la primera y probablemente en las próximas revisiones que haga el Fondo Monetario Internacional (FMI) tanto Italia, Francia o España puedan caer hasta un ciclo recesivo, esperemos que sea una recesión tenue o leve como todo apunta y que no va a ser una recesión dura, y obviamente todo esto hace que Wall Street tenga reservas de valor más importantes. ¿Dónde invertir? En el sector financiero que ha tenido un comportamiento muy importante en las últimas jornadas en EEUU y creo que subidas de tipos lo pueden hacer muy bien, siempre y cuando controlen la morosidad y compañías que pueden repercutir a sus clientes el aumento de precios como puedan ser Walmart, Berkshire Hathaway que está muy diversificada, Apple o Microsoft… Luego sectores muy claves como pueda ser el tecnológico, biotecnológico o farmacéutico con empresas como Pfizer o Merck que presentan ratios muy interesantes y un apalancamiento bajo que en un momento en el que la deuda está subiendo son ventajas claras para poder invertir en estas compañías.

– 03m49s ¿Cómo ve la bolsa española de cara a los próximos meses?

Es la pregunta del millón. En principio, las bolsas europeas lo deberían hacer mal porque al contrario que pasa con EEUU Europa tiene una mayor dependencia energética y esto hace que nuestra inflación pueda tirar de una manera muy importante. En EEUU, la inflación subyacente es el verdadero problema porque la inflación general la pueden tener más o menos controlada porque ellos no tienen una dependencia exterior del gas y del petróleo como tiene Europa, que si viene un invierno de bajas temperaturas lo puede notar de manera significativa. Es un momento complicado para Europa a no ser que nos encontremos con cisnes positivos como podría ser un alto el fuego en Ucrania o haya una revisión de las perspectivas de crecimiento del FMI a mejor. Lo veo complicado y más en un contexto en el que en España el próximo año habrá elecciones generales y esto va a hacer que los Estados en la medida de sus posibilidades incrementen la deuda y el coste de financiación que con estos tipos puede ser difícil a la hora de gestionarlo.

– ¿Cree que el recorte de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) supone un soporte del petróleo en torno a los 90 dólares?

Sin duda alguna. Considero que lo ha realizado la OPEP es una jugada para mantener el precio del petróleo en torno a los 90-95 dólares en un momento, además, no olvidemos que el dólar está en máximos históricos frente al euro y frente a la libra esterlina y esto implica en el caso de la eurozona de un sobrecoste del 16% por el tipo de cambio del dólar. Este recorte de la producción obedece a no querer renunciar a esos beneficios que supondría llevar al petróleo a los 75-80 dólares por barril. Esto es un gran problema para EEUU porque esto incrementa de manera significativa la inflación y es por lo que Joe Biden ha intentado apretar a la OPEP apremiando a la OPEP a abrir el grifo. Sin embargo para que que la OPEP abra el grifo tendría que llevar a cabo inversiones gigantescas, mientras la Unión Europea y EEUU ya están diciendo que dentro de 15 o 20 años van a pasar a las energías renovables y no tendría mucho sentido para ellos acometer estas inversiones para luego tener que comerselas con patatas. Cada uno vela por sus intereses, EEUU vela por sus intereses y la OPEP por los suyos. Es complicado que el barril de petróleo baje de estos precios a no ser que el conflicto entre Rusia y Ucrania toque a su fin.

Estrategias de Inversión