Wall Street se encamina a proseguir su rally con un dólar en horas bajas

El DOW JONES sube en los futuros un 0,41% hasta los 32.296 puntos, mientras que los del S&P 500 avanzan un 0,55% en 4.089 puntos. El NASDAQ 100 avanza en los futuros un 0,61% hasta los 12.669 puntos.

Estas subidas llegan tras una semana ganadora para Wall Street, con los tres principales índices rompiendo al fin una racha de caídas de tres semanas. El Dow sumó un 2,6% en la semana, mientras que el S&P 500 ganó un 3,7%. El Nasdaq Composite subió un 4,1%.

Las acciones se han mostrado volátiles antes de la reunión de septiembre de la Reserva Federal (21 de septiembre), con casi cada referencia que salía a la luz utilizándose como pista para discernir los próximos movimientos de la institución.

En ese sentido, esta semana se publicará quizás la referencia más importante: los datos de inflación de agosto de EEUU, que saldrán a la luz el martes. Se espera que el IPC general se enfríe a una tasa del 8% anual, mientras que la inflación subyacente, que excluye los alimentos y la energía, previsiblemente se acelerará. Los operadores esperan casi por completo otra gran subida de tipos de la Reserva Federal la semana que viene, tras dos aumentos de 75 puntos básicos, y la orientación de los funcionarios de la Reserva Federal ha respaldado esta opinión.

De hecho, las últimas intervenciones de los funcionarios de la institución de política monetaria parecen ir encaminados en esa dirección. El gobernador de la Fed, Christopher Waller, se mostró recientemente partidario de una “nueva y significativa” subida de los tipos de interés cuando el banco central se reúna a finales de este mes, señalando su apoyo a un movimiento de 75 puntos básicos. El presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, dijo que se inclinaba “con más fuerza” por un tercer aumento consecutivo de esa magnitud, mientras que su homóloga al frente de Kansas City, Esther George, señaló que los funcionarios tienen un caso “claro” para seguir eliminando el apoyo monetario.

“En caso de que los datos del IPC de mañana muestren una notable moderación de las presiones sobre los precios, el desafío del mercado a la orientación futura de la Fed podría ganar algo de apoyo, en beneficio de los activos de mayor riesgo relativo”, señalan los economistas de Rand Merchant Bank en una nota. “Dicho esto, sigue existiendo el riesgo de que la Fed se mantenga firme en su postura de halcón, ya que la inflación puede permanecer muy por encima de los niveles con los que se siente cómoda durante un período prolongado de tiempo”.

Entre las compañías protagonistas de la jornada, los inversores deberán estar atentos a la cotización de Walt Disney después de que el gigante del entretenimiento celebrase durante este fin de semana su tradicional expo sobre novedades para el próximo año. Además, el inversor activista Dan Loeb se ha retractado de su llamamiento a la escisión de ESPN por parte de Disney. Loeb, que había pedido la venta o escisión el mes pasado, asegura ahora que “tenemos una mejor comprensión del potencial de ESPN como un negocio independiente y otra vertical para que Disney llegue a una audiencia global para generar ingresos por publicidad y suscriptores”. “Estamos deseando ver cómo [el jefe de ESPN, Jimmy Pitaro] ejecuta los planes de crecimiento e innovación, generando considerables sinergias como parte de The Walt Disney company”.

No está claro de inmediato si Loeb también está cambiando su postura sobre sus otras sugerencias, que incluían nuevos miembros de la junta directiva, y una compra acelerada de Hulu.

Otro valor a vigilar es Twitter, después de que la compañía de la popular red social haya calificado de inválido el tercer intento de Elon Musk de desechar la adquisición antes de la votación clave de los accionistas.

El índice de dólar cae por segundo día consecutivo, en la que es su mayor caída en dos días en casi tres meses. El euro registra una fuerte subida frente al billete verde después de que el presidente del Bundesbank, Joachim Nagel, se haya mostrado partidario de nuevas subidas de los tipos de interés en Europa, mientras que las noticias sobre los avances de Ucrania en la guerra contra Rusia también impulsan el sentimiento. La moneda única avanza un 0,54% hasta los 1,0143 dólares por cada euro.

“Una sorpresa a la baja en el IPC de EEUU podría hacer que el dólar se debilitara más”, avisa Charu Chanana, estratega de Saxo Capital Markets, en Bloomberg Television. “Eso podría ser un riesgo a vigilar”.

En los mercados de materias primas, la debilidad del dólar se traduce en subidas del precio del petróleo, a pesar de que persisten los temores sobre la demanda mundial de oro negro ante los síntomas de recesión. El barril de West Texas se paga a 87,69 dólares, una subida de un 1,85%, mientras que los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa suben un 1,59% hasta los 93,89 dólares.

En la renta fija, las rentabilidades de los bonos se relajan. El bono estadounidense de referencia a diez años ofrece una rentabilidad de un 3,295%, un descenso de dos puntos básicos. El bono a 30 años paga un 3,44% y el bono a dos años ofrece un 3,536%.

Estrategias de Inversión