Wall Street se dirige a otro día en rojo con Disney y la banca regional en el foco

El DOW JONES baja un 0,59% hasta los 33.332 puntos, mientras que el S&P 500 cede un 0,24%, en 4.127 puntos. El NASDAQ 100 baja un ligero 0,06% hasta los 12.299 puntos.

Wall Street viene de una sesión mixta ayer miércoles, con el Nasdaq Composite y el S&P 500 subiendo un 1% y un 0,5%, respectivamente. El Dow, por su parte, cerró ligeramente a la baja.

A pesar de la alegría que dio a los inversores el dato del IPC, con una tasa interanual del 4,9% en abril, frente al 5% previsto, el mercado sigue instalado en las dudas. Hoy los inversores han conocido nuevas cifras de inflación, con los datos del índice de precios de producción (IPP) de abril, que registraron una subida del 0,2%. Los economistas consultados por Dow Jones habían esperado que los precios de producción subieran un 0,3% en abril. La tasa interanual se situó en el 2,3%, también una décima por debajo de lo previsto. 

El mercado ha conocido además las habituales cifras semanales de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo, que subieron hasta una cifra de 264.000, frente a las 242.000 de la semana precedente y por encima de lo esperado. 

“Wall Street no se lleva sorpresas ni del IPP ni de las peticiones de subsidio de desempleo.  Se espera que los precios de producción sigan bajando a medida que la cadena de suministro se normaliza, mientras que el aumento de las solicitudes de subsidio de desempleo proporciona una prueba más de que el mercado laboral se está relajando”, señala Ed Moya, analista de mercado senior de Oanda. “La inflación y los datos laborales van en la dirección correcta y eso debería respaldar los llamamientos a que la Reserva Federal ya ha terminado de subir los tipos”.

Junto a la evolución de las presiones inflacionistas, clave para determinar los futuros movimientos de la Reserva Federal, el mercado tiene puesto el foco también en las negociaciones para elevar el techo de deuda. En ese sentido, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, cree que la idea de que los legisladores estadounidenses dejen que el país deje de pagar su deuda debería ser “impensable”.

En declaraciones a los periodistas antes de las reuniones de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-7 en Niigata, Japón, Yellen ha señalado que está al tanto de la sugerencia del ex presidente Donald Trump para que los legisladores republicanos dejen que la nación incumpla. “Estados Unidos nunca debería entrar en default”, ha señalado Yellen, “algo que socavaría tanto la economía estadounidense y mundial, creo que debería ser considerado por todos como impensable”.

“No hay ninguna buena alternativa que nos salve de la catástrofe. No quiero entrar a clasificar qué alternativa mala es mejor que otras, pero lo único razonable es elevar el techo de la deuda y evitar las terribles consecuencias que se avecinan”, ha declarado.

En el ámbito empresarial, Walt Disney es protagonista a su pesar, con caídas de más de un 6% en los primeros compases de la negociación. El gigante del entretenimiento presentó anoche unos resultados desiguales de su segundo trimestre fiscal. Los beneficios estuvieron en línea con las estimaciones, mientras que los ingresos superaron ligeramente las previsiones, con unas ganancias de 93 centavos y unos ingresos de 21.820 millones (21.780 millones esperados). La nota más negativa viene de la cifra de suscriptores de Disney+: aunque la compañía dijo que sus pérdidas en su segmento de streaming se redujeron, perdió 4 millones de suscriptores, hasta una cifra de 157,8 millones, frente a los 163,17 millones esperados.

En el sector financiero, vuelven las presiones para PacWest Bancorp, con un desplome de cerca de un 20% para un valor que ya se ha desplomado un 70% en lo que va de año. El banco ha reconocido en una presentación que sus depósitos disminuyeron un 9,5% durante la semana del 5 de mayo. PacWest ha señalado que la mayoría de esas salidas se produjeron después de las informaciones de los medios de comunicación que decían que el banco estaba explorando opciones estratégicas.

El banco ha asegurado no obstante que fue capaz de financiar esas retiradas con la liquidez disponible. PacWest tiene 15.000 millones de dólares de liquidez disponible en comparación con 5.200 millones de dólares en depósitos no asegurados, según ha detallado. 

Las caídas se extienden a otros bancos, como Western Alliance y Zions Bancorp.

Las acciones del fabricante de carne alternativa Beyond Meat suben un 2% después de que la compañía haya presentado unos resultados del primer trimestre mejores de lo esperado. Beyond Meat registró una pérdida de 92 centavos por acción y unos ingresos de 92,2 millones de dólares. Los analistas habían anticipado una pérdida de 1,01 dólares por acción con unos ingresos de 90,8 millones de dólares.

También buena acogida para las cuentas de Robinhood,que sube un 1,7% en Bolsa. La plataforma para invertir generó 441 millones de dólares de ingresos en el primer trimestre, por encima de los 425 millones previstos por los analistas. Los usuarios activos mensuales aumentaron ligeramente desde el cuarto trimestre hasta los 11,8 millones. Sin embargo, su pérdida neta aumentó a 511 millones de dólares debido en gran parte a un cargo por compensación basada en acciones.

La empresa ha anunciado que permitirá operar con acciones 24 horas al día, 5 días a la semana, a partir de la próxima semana. Robinhood ya ofrece lo que denomina un horario de negociación ‘hiperampliado’, y su consejero delegado, Vlad Tenev, ha afirmado anteriormente que el objetivo de la empresa es ofrecer algún día negociación 24 horas al día, 7 días a la semana.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, las acciones de Alcoa suben después de que Credit Suisse haya elevado el consejo del gigante del aluminio hasta ‘sobreponderar’. Los analistas citan la recuperación de los precios del aluminio y la superación de los problemas operativos de Alcoa como razones para la mejora.

En los mercados de materias primas, el barril de West Texas se da la vuelta y vuelve a caer, dejándose un 1,01% hasta los 71,58 dólares, mientras que el crudo Brent de referencia en Europa cae un 0,95%, en 75,46 dólares por barril. No obstante, ambos contratos se encaminan a su primera subida porcentual semanal en las últimas cuatro.

En la renta fija, las rentabilidades de los bonos se relajan este jueves, con el bono de deuda a diez años ofreciendo un rendimiento en el mercado secundario de un 3,421%. En el bono a dos años, el más apegado a los movimientos de la Fed, la rentabilidad se aleja del 4% hasta marcar 3,916%.

El dólar rebota en la jornada de hoy tras sus pérdidas de ayer, con el cruce del euro/dólar fijado en 1,0920 dólares por cada moneda comunitaria.

Estrategias de Inversión