Wall Street retoma las alzas tras el tropezón de ayer y se encamina a su semana en verde

Los futuros ligados al DOW JONES suben un 0,17%, hasta los 35.491 puntos, mientras que los del S&P 500 se anotan un 0,38%, en 4.581 puntos. Las mayores subidas son para los futuros del NASDAQ 100, de un 0,78% hasta los 15.692 puntos. 

Wall Street viene de una sesión perdedora ayer jueves. El Dow Jones registró un descenso de un 0,7%, poniendo fin a una racha ganadora de 13 días, una duración que no se veía desde 1987. De haber logrado subir, habría igualado un récord vigente desde 1897. El S&P 500  y Nasdaq se dejaron un 0,6% cada uno.

El Dow Jones y el Nasdaq están en camino de estrechas ganancias semanales. El promedio de 30 acciones ha subido un 0,16 %, mientras que el índice de alta tecnología ha subido un 0,12 % hasta el cierre del jueves. El S&P 500 se mantiene plano durante la semana, con una subida de apenas un 0,02%.

Que se incline finalmente por las ganancias o las pérdidas dependerá en buena medida de la publicación del índice de precios de gastos de consumo personal (PCE), un indicador de inflación seguido de cerca por la Reserva Federal. Los economistas encuestados por Dow Jones esperan que el PCE subyacente haya subido un 0,2 % con respecto al mes anterior y un 4,2% en tasa interanual.

Los datos son de particular interés después de que la Fed elevase las tasas de interés en 25 puntos básicos, en un movimiento que era ampliamente esperado. El mercado se debate ahora sobre si esta será la última subida de tipos del ciclo o si aún queda alguna bala más en la cartuchera de Powell.

“No tenemos que amar a la Reserva Federal, pero sabemos cómo piensan”, explica Jay Hatfield, director ejecutivo de Infrastructure Capital Advisors. “Dado que la mayoría de la gente piensa que la Fed no volverá a aumentar, si este número de PCE sale caliente, eso va a sacudir esa confianza. Creemos que se enfriará, pero nunca se sabe hasta que se sabe”.

En otras referencias este viernes, los inversores estarán atentos a los datos sobre los costes laborales, los ingresos personales, el gasto del consumidor y la confianza del consumidor. 

Mientras, la temporada de resultados trimestrales es otro de los motores del mercado. Una de las noticias agradables del día es Intel, que anoche reportó ganancias para el segundo trimestre, mostrando un regreso a la rentabilidad después de dos trimestres consecutivos de pérdidas. Además, emitió un pronóstico más fuerte de lo esperado. Sus acciones 

La tecnológica presentó unas ganancias por acción de 13 centavos, frente a una pérdida de 3 centavos esperada por el mercado. Los ingresos ascendieron a 12.900 millones de dólares, frente a los 12.130 millones de dólares previstos. Para el tercer trimestre, Intel espera ganancias de 20 centavos por acción, ajustadas, sobre ingresos de 13.400 millones de dólares (en el punto medio), por encima de las expectativas de los analistas de 16 centavos por acción y 13.230 millones en ingresos. Sus acciones se disparan casi un 7%.

También buena acogida para Roku, que sube un 8,5% antes del toque de campana. La empresa perdió 76 centavos por acción en el segundo trimestre, una pérdida no obstante menor que la estimación de consenso de 1,26 dólares. Los ingresos también fueron mejores de lo previsto, ya que la empresa registró 847 millones frente a una estimación de 775 millones.

First Solar se anota un 6,6% en la preapertura después de superar sólidamente las expectativas de Wall Street en el segundo trimestre. La empresa ganó 1,59 dólares por acción y obtuvo 811 millones en ingresos, mientras que los analistas habían anticipado 96 centavos de beneficio y 721 millones de ingresos.

En la renta fija, signo mixto en las rentabilidades de los bonos a la espera del dato del PCE y tras los anuncios de la Fed de esta semana. En el bono a dos años, la rentabilidad baja cinco puntos hasta situarse en el 4,8889%, mientras que el bono de referencia a diez años ofrece un rendimiento en el mercado secundario de un 4,0006%, sin apenas variaciones.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo pierden algo de impulso en la jornada de este viernes, pero se encaminan a una quinta semana consecutiva de ganancias tras los sólidos datos económicos de EEUU, la especulación sobre las medidas de estímulo de China y los recortes de producción de la OPEP+.

Los futuros del West Texas estadounidense avanzan un 0,13% hasta los 79,84 dólares por barril, mientras que el Brent de referencia en Europa avanza un 0,02%, en 83,44 dólares.

El euro sube un 0,14% frente al dólar y se sitúa en 1,0994 dólares por cada moneda comunitaria. 

Estrategias de Inversión