Wall Street prolonga el castigo: los futuros apuntan a más caídas tras el peor día en dos años

Los futuros del DOW JONES Ind Average retroceden un 1,07% hasta los 31.096 puntos, mientras que los del S&P 500 se dejan un 1,15% hasta marcar 3.877 puntos. Los futuros del NASDAQ 100, por su parte, retroceden un 1,20% hasta los 11.792 puntos. 

Todo ello después de que ayer Wall Street viviese su peor jornada en dos años, con caídas que oscilaron entre el 3,5% del Dow Jones y el 4,7% del Nasdaq, de nuevo el más penalizado. En total, las ventas durante la sesión borraron del parqué la escalofriante cifra de 1,9 billones de dólares.

Las apuestas de que los sólidos beneficios empresariales pueden ayudar a los inversores a capear las turbulencias de este año se han puesto más en duda que nunca después de que los gigantes del consumo estadounidense, como Walmart o Target, hayan mostrado el creciente impacto de la alta inflación en los márgenes y el gasto de los consumidores. Mientras tanto, los funcionarios de la Reserva Federal han reafirmado en sus últimas intervenciones que se avecina una política monetaria más estricta, devolviendo al mercado el temor a que se produzca una situación de estanflación, es decir, un fuerte desaceleración económica unida a una espiral inflacionista.

“Estamos poniendo en precio un susto sobre el crecimiento”, resume Lori Calvasina, responsable de estrategia de renta variable estadounidense en RBC Capital Markets. “Hay mucha incertidumbre en este mercado ahora mismo sobre si esa recesión se producirá o no o si va a ser otra experiencia cercana a la muerte”.

Los inversores se refugian en los bonos y el dólar se debilita

Por el momento, los inversores parecen estar buscando refugio en los mercados de deuda, con las rentabilidades de los bonos, que se mueven de manera inversa al precio, reduciéndose. Así, el bono estadounidense de deuda a diez años ofrecía hoy una rentabilidad en el mercado secundario de un 2,862%, muy lejos del 3,15% que llegó a alcanzar hace apenas dos semanas. El bono a 30 años, por su parte, ofrece un rendimiento del 3,009%.

El dólar, que se ha fortalecido mucho en el mercado en las últimas semanas, retrocede hoy posiciones frente a sus principales pares internacionales. El euro sube un 0,3% hasta establecer un cruce de 1,0496 dólares por cada moneda comunitaria, mientras que el tipo de cambio de la libra esterlina se sitúa en 1,2379 dólares. El billete verde baja un 0,3% frente al yen, hasta un cruce de 127,87 yenes por dólar.

El sector tecnológico está siendo uno de los más castigados desde que comenzaron las turbulencias del mercado, llevando al Nasdaq a adentrarse en terreno bajista ya desde hace varios días. El castigo ha sido tal que incluso Twitter, uno de los valores que mejor han aguantado el chaparrón gracias a las negociaciones de Elon Musk para hacerse con la compañía de la popular red social, ha perdido ya todo lo que ganó cuando se conoció el interés del magnate.

Las acciones de Twitter cerraron ayer en 36,85 dólares, muy por debajo de los 39,31 dólares del cierre del 1 de abril, última sesión antes de que se conociese el interés de Musk por hacerse con la compañía.

Piden a Tesla un programa de recompra de acciones

Precisamente otra compañía relacionada con Musk, Tesla, es hoy protagonista del mercado después de que el multimillonario Leo Koguan, que afirma ser el tercer mayor accionista individual de acciones de la compañía, haya pedido al fabricante de automóviles que anuncie una recompra de acciones por valor de 15.000 millones de dólares.

En un tuit dirigido a Martin Viecha, director senior de relaciones con los inversores de Tesla, Koguan dijo que la compañía debería anunciar inmediatamente que planea recomprar 5.000 millones de dólares en acciones de Tesla este año y 10.000 millones el próximo. Añadió que Tesla debería utilizar su flujo de caja libre para financiar la recompra y que no debería afectar a sus actuales reservas de efectivo de 18.000 millones de dólares. Las acciones de Tesla cerraron el miércoles con una caída de más del 6% en medio de una amplia venta del mercado y se dejan más de un 30% este año.

En los mercados de materias primas, las preocupaciones sobre el crecimiento económico también se dejan notar en el precio del petróleo, que hoy retrocede en un clima de incertidumbre en el que los inversores no saben si decantarse por las expectativas de una menor demanda, las de una menor oferta o por ambas a la vez.

Hoy, el barril de West Texas estadounidense baja un 1,38% hasta marcar 105,28 dólares, mientras que los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa retroceden un 1,05% hasta los 107,78 dólares por barril.