Wall Street intenta mantener el tono alcista en el arranque de la temporada de resultados

Los futuros del DOW JONES suben un 0,37% hasta los 30.211 puntos, por el 0,29% que suben los futuros del S&P 500, en 3.692 puntos. Los futuros del NASDAQ 100 suben un 0,12% hasta los 11.096 puntos.

Los índices parecen darse un respiro tras la fuerte remontada de ayer tras una jornada de elevadísima volatilidad. El Dow terminó la sesión del jueves con una subida de 827 puntos, después de haber perdido más de 500 puntos al comienzo del día. El S&P 500 subió un 2,6% y rompió una racha de seis días de pérdidas, y el Nasdaq Composite se acabó anotando un 2,2%.

Los movimientos se produjeron tras la publicación del índice de precios al consumo (IPC), una lectura clave de la inflación en EEUU que resultó ser más alta de lo esperado para el mes de septiembre. Al principio, esto pesó en los mercados, llevando a fuertes caídas ya que los inversores anticiparon que la Reserva Federal continuará con su agresivo plan de subida de tipos. Sin embargo, más tarde parecieron olvidarse de estas preocupaciones.

“La mejor excusa para el rebote de hoy es ‘vender las noticias’ junto con un sentimiento/posicionamiento muy negativo”, reflexionaba Ross Mayfield, analista de estrategia de inversión de Baird. “El mercado llevaba ya seis días de caídas consecutivas, lo que desanima un poco el informe, y el IPC de septiembre probablemente no cambie la senda a corto plazo de la Fed (que ya era bastante halcón)”.

Aun así, la persistencia de la inflación sigue siendo un quebradero de cabeza para la Fed, alimentando las preocupaciones de los inversores en torno al endurecimiento de la política del banco central. De momento, todo parece indicar que en tres semanas habrá una nueva subida de 75 puntos básicos en los tipos de interés, la cuarta consecutiva.

“El cambio de tendencia es un bienvenido respiro para los inversores, pero el mercado sigue necesitando mayor claridad sobre el alcance del endurecimiento que aún queda por delante”, avisa Brian Levitt, estratega de mercados globales de Invesco. “La atención sigue centrada en el ritmo de la inflación y en la fortaleza subyacente del mercado laboral. Es probable que el mercado comience a subir cuando crea que se avecina una pausa en el endurecimiento de la Fed”.

Hoy también habrá nuevas referencias macroeconómicas. Poco antes de la apertura se conocerán las ventas minoristas de septiembre, mientras que más adelante se publicarán las cifras de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.

En el ámbito empresarial, todas las miradas están puestas hoy en el inicio oficioso de la temporada de resultados. En la mañana de hoy darán a conocer sus cuentas JPMorgan, Citigroup, Wells Fargo y Morgan Stanley, cuatro de los principales bancos de Wall Street. 

Uno de los más madrugadores ha sido JPMorgan Chase, que ha presentado unas ganancias de 3,12 dólares por acción y unos ingresos de 33.490 millones de dólares, por encima de los 32.100 millones esperados por el mercado.

Fuera de las ganancias trimestrales, continúa el culebrón en torno a Twitter. El fundador y consejero delegado de Tesla, Elon Musk, está siendo investigado por las autoridades estadounidenses en relación a su intento de compra de la compañía. Los abogados de la empresa han desvelado este jueves que el multimillonario es objeto de una investigación como consecuencia de la actitud de Musk en el proceso de adquisición de la compañía, según ha publicado Bloomberg.

“Elon Musk está siendo investigado por las autoridades federales por su conducta en relación con la adquisición de Twitter”, escribieron los abogados en una presentación fechada el 6 de octubre. Twitter está pidiendo al tribunal el acceso a los documentos que Musk ha entregado a las autoridades. “A través del abogado, ha intercambiado correspondencia sustantiva con esas autoridades en relación con sus investigaciones. Twitter quiere esos documentos, porque tienen que ver con cuestiones calves en este litigio”, han asegurado los abogados.

El dólar avanza en la jornada de este viernes, pero se mantiene por debajo de los máximos de dos semanas frente a las principales divisas alcanzados a principios de esta semana. Así, el billete verde se recupera un 0,35% frente al euro hasta un tipo de cambio de 0,9748 dólares por cada moneda única.

 Los rendimientos de los bonos bajan también este viernes. La rentabilidad del bono estadounidense a diez años baja cinco puntos hasta el 3,899% después de que ayer llegase a superar brevemente el 4%. El bono a dos años, por su parte, paga un 4,42%.

Los precios del petróleo registran retrocesos moderados, ya que el apoyo de un gran recorte del objetivo de suministro de la OPEP+ y un dólar más débil se ven contrarrestados por los temores de recesión mundial y la débil demanda de petróleo en China.

Los futuros del crudo Brent de referencia en Europa bajan un 0,98% hasta los 93,85 dólares, mientras que el West Texas baja un 1,40% hasta los 88,31 dólares.  Ambas referencias se dejan cerca de un 4% en la semana, poniendo fin a una racha de dos semanas al alza.

Estrategias de Inversión