Wall Street intenta darse la vuelta tras asomarse el S&P 500 a mínimos anuales

El DOW JONES, que abrió con un descenso de un 0,43%, limita las pérdidas a un 0,09% hasta los 29.564 puntos, mientras que el S&P 500 sube un 0,35% en 3.706 puntos. El NASDAQ 100 de gran peso tecnológico sube un 1,12% hasta los 10.994 puntos.

El viernes, las acciones terminaron una semana brutal, con el Dow, que tocando un nuevo mínimo intradía en el año y cerrando finalmente con una caída de 486 puntos. El S&P 500, que es un mercado amplio, rompió temporalmente por debajo de su mínimo de cierre de junio y terminó con un descenso del 1,7%. El viernes, Goldman Sachs recortó su objetivo de fin de año para el S&P 500 a 3.600 desde 4.300. El Nasdaq Composite, de gran peso tecnológico, perdió un 1,8%.

El índice de volatilidad Cboe, conocido como VIX, ha subido casi 3 puntos hasta 32,70 este lunes, alcanzando su nivel más alto desde mediados de junio, cuando el mercado de valores tocó por última vez fondo. El VIX, que sigue la volatilidad implícita a 30 días del S&P 500, no ha cerrado por encima de 30 desde el 16 de junio. El índice se basa en los precios de las opciones sobre el S&P 500 para medir el nivel de miedo en Wall Street.

Las pérdidas de los últimos días responden a una nueva subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal y al firme compromiso de su presidente, Jerome Powell, de controlar la inflación. El banco central indicó que podría subir los tipos hasta el 4,6% antes de dar marcha atrás. La previsión también muestra que la Fed planea ser agresiva este año, subiendo los tipos hasta el 4,4% antes de que termine 2022.

“Muchos operadores esperaban indicios de un pivote de la Fed en Jackson Hole o en la política del FOMC de septiembre, pero eso nunca ocurrió”, explica Edward Moya, analista de mercado de Oanda. “Un aterrizaje duro se está convirtiendo en el escenario base para muchos y eso significa que se avecina más dolor económico junto con un mercado de valores mucho más débil”.

Cuánto de lejos llegaremos por debajo de los mínimos del verano es una incógnita”, añade Moya. “No parece que ninguna publicación de datos económicos ni las palabras de la Reserva Federal vayan a convencer a los mercados de que se va a producir un cambio a la baja de esta agresiva campaña de endurecimiento a corto plazo”.

Aparejada a las subidas de tipos de la Reserva Federal se encuentra la agitación en el mercado de divisas. La libra esterlina ha llegado a caer este lunes un 4%, hasta un mínimo histórico de 1,0382 dólares, antes de recuperarse en 1,07 dólares.

La agresiva campaña de subidas de la Reserva Federal, unida a los recortes fiscales anunciados la semana pasada, ha provocado la subida del dólar frente a sus pares. El cruce del euro con el dólar se sitúa en 0,9644 dólares por cada moneda comunitaria, con un descenso de un 0,30% para el euro. Una subida del billete verde puede perjudicar los beneficios de las multinacionales estadounidenses y también causar estragos en el comercio mundial, ya que gran parte de éste se realiza en dólares. 

En el apartado macroeconómico, los operadores están a la espera de que este viernes se publiquen los datos de gastos de consumo personal, el indicador de inflación preferido por la Fed. Esta semana también se publicarán las cifras de bienes duraderos y de sentimiento del consumidor.

También está previsto que un gran número de oradores de la Reserva Federal -entre ellos la vicepresidenta de la Fed, Lael Brainard, el presidente de la Fed de San Luis, James Bullard, la presidenta de la Fed de San Francisco, Mary Daly, y la gobernadora de la Fed, Michelle Bowman- y el presidente Powell intervengan en varios eventos esta semana.

Entre los valores protagonistas de la sesión, los inversores deberán estar atentos a la cotización de Twitter. Se espera que los abogados de la compañía interroguen este lunes a Elon Musk sobre la abrupta decisión tomada por el ceo de Tesla de romper el acuerdo de compra de Twitter de 44.000 millones de dólares.

Las Vegas Sands se disparan más de un 7% después de que Macao haya anunciado un plan para permitir la entrada de grupos turísticos en China continental a partir de noviembre. En la misma línea, las acciones de MGM Resorts suben más de un 2%.

Peor le va hoy a Lyft . Las acciones de la empresa de transporte por carretera caen casi un 4% después de que UBS haya rebajado la recomendación del valor a ‘neutral’, desde la anterior de ‘comprar’. La firma de Wall Street cita su encuesta de conductores que indica que los conductores prefieren Uber Tech y que Lyft no es su aplicación principal.

También es protagonista del mercado Amazon, que ha anunciado la celebración de un nuevo Prime Day entre el 11 y el 12 de octubre. Será la primera vez que el gigante tecnológico celebre dos eventos de este tipo en el año.

Mientras, los precios del petróleo siguen a la baja, presionados por la fuerte subida del dólar y ante los temores a una recesión mundial. El barril de West Texas estadounidense baja un 1,49% hasta los 78,25 dólares, mientras que los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa ceden un 0,69% hasta los 84,44 dólares por barril. 

En línea con las caídas del oro negro, las petroleras, que han liderado Wall Street este año, se tiñen hoy de rojo. Occid.Petrol Cor cae un 1,58% en la preapertura, por el 1,36% que se deja Exxon Mobil. Estas compañías han subido un 102% y un 40%, respectivamente, en lo que va de año.

En los mercados de renta fija, la rentabilidad del bono a dos años se acerca al 4,3%, en zona de máximos de 15 años. En concreto, marca un 4,2865%, mientras que el rendimiento del bono a diez años escala hasta el 3,7607%.

Estrategias de Inversión