Parece que la toma de beneficios se impone en las bolsas. Si ayer Wall Street cerraba con importantes recortes (el DOW JONES Ind Average perdió un 1,81%, el S&P 500 se dejó un 1,56% y el NASDAQ 100 recortó un 1,27%), este jueves los principales índices americanos continúan con los recortes.

El Dow Jones se deja en la apertura un 0,59% en los 33.100,9 puntos, el S&P500 resta un 0,58% en los 3.906 y el Nasdaq Composite retrocede un 0,52% hasta los 10.900,3 puntos.

Dentro del Dow Jones, sólo cinco valores abren al alza, liderados por Unitedhealth Gro (0,71%) y Coca-Cola Co (0,23%). Las acciones que más caen son American Express (-3,45%), Boeing Co (1,58%) y Nike (1,39%).

En el S&P500 Comerica Inc lidera las alzas (3,85%) y Northern Trust las caídas (-8,55%).

Y todo ello, justo después de conocerse varios, entre ellos , el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo, que cae y sugiere que el mercado laboral sigue ajustado a pesar de las tasas de interés más altas. En concreto, las peticiones de ayuda por desempleo en EEUU alcanzan 190​.000, ​por debajo de lo previsto​​​​​​, según dijo el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. La cifra de la semana previa se situó en 205.000, tras una revisión del dato que no conllevó variación sobre la estimación inicial. Los economistas consultados por Reuters esperaban que las peticiones se situaran en 214.000. La media móvil de nuevas solicitudes de las cuatro últimas semanas, que se considera una indicación más fiable de las tendencias en el mercado laboral ya que reduce los picos de volatilidad, cayó a 206.000. El informe también mostró que el número de personas que estaban recibiendo ayuda pública tras una semana inicial de subsidios subió a 1,647 millones.

Por otro lado, el índice de la Reserva Federal de Filadelfia, que mide la actividad en la región del Medio-Atlántico de EEUU, cayó a -8,9 en enero, según datos publicados el jueves. Reuters había previsto un nivel de -11,0 para el índice, que mide los cambios en el crecimiento de la actividad empresarial en una zona que abarca Pensilvania, Nueva Jersey y Delaware. En diciembre el índice de la Fed de Filadelfia mostró una lectura de -13,8.

También se han conocido los datos de permisos de construcción del mes de diciembre que han sido de 1,330 millones, siendo el pronóstico de 1,370 millones frente a los 1,351 millones del dato anterior. Por su parte, los inicios de viviendas del mes de diciembre fueron de 1,382 millones, mejor de los esperado, ya que el pronóstico eran 1,359 millones frente a los 1,427 millones anteriores.

Los descensos de este jueves llegan también tras los comentarios agresivos de ayer de funcionarios de la Reserva Federal que generaran preocupaciones de que el banco central seguirá endureciendo su política, quizás lo suficiente como para causar una recesión. En ello contribuyó en gran medida la publicación en EEUU de las cifras de ventas minoristas y de la producción industrial de diciembre, cifras que en ambos casos estuvieron muy por debajo de lo esperado por el consenso de analistas. «Parece que los inversores finalmente están llegando a la conclusión de que controlar la inflación no es gratis», dijo Michael Reynolds, vicepresidente de estrategia de inversión de Glenmedey.

James Bullard, presidente de la Reserva Federal de St. Louis, reiteró en una entrevista con Wall Street Journal que los tipos deben subir por encima del 5%. «Estamos casi en una zona que podríamos llamar restrictiva, aún no hemos llegado allí».

Por su parte, la presidenta del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Lorie Logan, dijo ayer que una vez que la Fed tenga evidencia convincente de que la inflación va hacia el objetivo del 2% y detenga el actual ciclo de alzas de tasas, el banco central de Estados Unidos deberá seguir siendo flexible en torno al ritmo de ajustes monetarios. «Creo que es importante saber que los riesgos seguirán teniendo dos filos y que debemos seguir siendo flexibles, y que es posible que tengamos que aumentar las tasas nuevamente si los próximos datos apuntan a esa dirección», dijo Logan en un evento en Austin, Texas.

«Creo que tenemos que seguir adelante, y en la reunión discutiremos cuánto hacer», señalaba por su parte la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, en una entrevista con Associated Press. Sus declaraciones parecen reflejar una opinión ampliamente compartida entre sus colegas de política monetaria, la mayoría de los cuales habían fijado en diciembre un tipo de interés entre el 5,00% y el 5,25% para los próximos meses. Mester dijo que, por su parte, espera que el tipo de interés oficial de la Reserva Federal tenga que subir «un poco más» y se mantenga así durante algún tiempo para seguir frenando la inflación.

Esperando a Netflix

Por otro lado, la atención de los operadores también sigue centrada en la temporada de resultados en EEUU, en la que se evaluará la fortaleza de las firmas estadounidenses en un contexto de tasas más elevadas. Los analistas esperan ahora que los beneficios interanuales de las empresas del S&P 500 bajen un 2,6% en el trimestre, según datos de Refinitiv.

Hoy ha publicado sus cifras Procter&Gamble. La compañía comunicó una caída en los ingresos y ganancias, ya que los precios más altos lucharon para compensar la disminución de los volúmenes de ventas. Todas las divisiones de Procter&Gamble disminuyeron el volumen de ventas en el trimestre. No obstante, la empresa aumentó su perspectiva para el crecimiento de las ventas en 2023 a un rango de 4% a 5%. Sus títulos suben ligeramente un 0,014%.

Estar tarde, a cierre, del mercado Netflix comunicará sus cuentas. El consenso pronostica una caída de las ganancias por acción para Netflix de 0.44 centavos con respecto a los del trimestre anterior de 1.33 dólares. Aunque se espera que los ingresos aumenten lentamente hasta los 7.800 millones de dólares, según Nathan Reiff en Investopedia. Se espera que el gigante de la transmisión informe ingresos netos de 186.3 millones de dólares, los más bajos en cuatro años, ya que las ganancias por acción (EPS) caerán en dos tercios a 0,44 centavos, según estimaciones de Visible Alpha. Los ingresos probablemente avanzaron solo un 1.5% hasta los 7.800 millones de dólares. En el trimestre del año anterior, los ingresos aumentaron un 16%. Abre con caídas del 1,19%.

Por otro lado, hoy se ha sabido que Amazon cerrará en febrero el programa de caridad AmazonSmile,  que permite a los compradores donar a sus organizaciones benéficas favoritas con cada compra. En su anuncio, el gigante del comercio electrónico dijo que «el programa no ha crecido para crear el impacto que había esperado originalmente» casi una década después de su lanzamiento. Aparentemente, la capacidad del programa para tener un impacto significativo se vio obstaculizada por el hecho de que tiene más de 1 millón de organizaciones elegibles en todo el mundo. Las donaciones a menudo se repartían demasiado. Aún así, los críticos no pueden evitar preguntarse si esta es simplemente una de las tácticas de reducción de costos de Amazon, que anunció recientemente que está ampliando sus recortes de empleo planificados para eliminar más de 18,000 puestos. El valor pierde un 0,76% hoy.

Microsoft dijo ayer que eliminaría 10.000 puestos de trabajo, uniéndose a Amazon. Sus acciones caen un 0,39% en la apertura.

Los economistas califican la lectura de los despidos tecnológicos como un indicador de un deterioro de las condiciones del mercado laboral, argumentando que estas empresas tenían el tamaño adecuado después de la contratación excesiva durante la pandemia de COVID-19.

Otros mercados

En el mercado del petróleo, el Brent sube un 0,65% en los 85,53 dólares, mientras que el West Texas avanza un 0,23% en los 79,98 dólares.

El dólar subía hoy con fuerza, ya que la preocupación por el crecimiento de la economía estadounidense impulsó la demanda del billete verde como refugio seguro. «Estos débiles datos han reforzado la preocupación de los mercados por una inminente recesión en EEUU, lo que ha apoyado al dólar, y creo que se convertirá en una tendencia creciente en los próximos meses», declaró Carol Kong, estratega de divisas del Commonwealth Bank of Australia (CBA).

Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años se sitúan en 3,401% hoy. 

El Bitcoin vuelve a cotizar por debajo de los 21.000 dólares; en estos momentos, cae más de un 3% en los 20.772 dólares. Hasta ahora, Bitcoin se había mantenido por encima de los 21.000 dólares. «Otra cosa es si podrá aprovechar significativamente este repunte, pero el hecho de que vuelva a cotizar en el rango anterior al FTX supondrá un gran alivio para el sector, que habrá temido nuevas caídas o titulares negativos», señala Craig Erlam, analista de OANDA.

Estrategias de Inversión