La “resaca” que dejó la decisión de la Reserva Federal (Fed) y la intervención de Powell el miércoles ha arrastrado a la renta variable americana. De esta forma, Wall Street lideró las caídas en la sesión de ayer, con un NASDAQ 100 (-1,84%) que continuaba con la presión bajista y se queda a las puertas de los mínimos de agosto, mientras que el S&P 500 (-1,64%) cedía los 4.400 puntos. Por su parte, el Dow Jones recortaba un 1,08%, para cerrar en 34.070,42 puntos.

Fue el tercer día consecutivo de pérdidas para los tres índices y la peor sesión desde marzo para el S&P 500. Con estos números, el Dow Jones y el S&P 500 están en camino de terminar la semana con pérdidas de más del 1% y 2%, respectivamente, mientras que el Nasdaq podría caer más del 3%, a falta de lo que los principales indicadores de Wall Street puedan hacer este viernes.

En la apertura de la bolsa neoyorquina, el DOW JONES Ind Average sube un 0,10% en los 34.105 puntos, el S&P 500 se alza un 0,26% hasta los 4.341 puntos, mientras que el NASDAQ 100 se anota un 0,50%, en los 13.288 puntos.

Todo ello en una jornada en la que el mercado estará atento a la publicación de los PMI preliminares manufactureros y servicios del mes de septiembre y a la rentabilidad de los bonos, en máximos de la última década.

En el apartado macro cabe destacar que, a pesar las palabras de Powell de esta semana y las previsiones de tipos altos durante más tiempo, «la economía de EEUU se ha mostrado mucho más resistente a las alzas de tipos a y la elevada inflación de lo esperado -no ha ocurrido igual con las economías europeas, que se están desacelerando a marchas forzadas-. De hecho, la Fed, en sus nuevas proyecciones dadas a conocer tras la finalización de su Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) revisó al alza el crecimiento del PIB de EEUU para 2023 hasta el 2,1%, casi el doble de lo que esperaba en junio.

Esta mayor fortaleza económica, corroborada por un mercado laboral que continúa tensionado (ayer se publicaron las nuevas peticiones de subsidios de desempleo semanales en EEUU, cifra que es una buena aproximación al paro semanal, que volvieron a sorprender a los analistas, al situarse a su nivel más bajo desde finales del mes de enero), es lo que puede llevar a la Fed, tal y como ha anunciado, a mantener más tiempo del esperado sus tasas de interés a niveles restrictivos. Una vez más, las buenas noticias macroeconómicas son malas noticias para los mercados”, señalan desde Link Securities .

En el terreno empresarial, buenas noticias para Microsoft, después de el regulador británico de la competencia (CMA) haya anunciado esta mañana que la propuesta de adquisición reestructurada de Activision Blizzard por Microsoft, presentada en agosto, «abre la puerta a la autorización de la operación». Según el acuerdo reestructurado, Microsoft no adquirirá los derechos en la nube de los juegos para PC y consolas de Activision existentes, ni de los nuevos juegos lanzados por Activision durante los próximos 15 años. Estos derechos se cederán a Ubisoft Entertainment. 

Los tres fabricantes de automóviles de Detroit –Ford Motor, General Motors y Chrysler– también están en el foco de atención a medida que entran en las últimas horas para llegar a nuevos acuerdos laborales con el sindicato antes de que la huelga actual se expanda a más plantas.

Por otro lado, los precios de los Futuros del petróleo vuelven a los números verdes, ante el temor de que la prohibición rusa de exportar combustible redujera la oferta mundial y que nuevas subidas de los tipos de interés en Estados Unidos hicieran mella en la demanda, pero se encaminaban a su primera pérdida semanal en cuatro semanas. En la apertura de la sesión, el Brent cotiza con alzas del 1,16% en los 94,39 dólares, mientras que el West Texas también avanza un 1,51% en los 90,99 dólares.

En los mercados de divisas, el dólar se ha mostrado alcista, ya que los mercados se esfuerzan por tener la certeza de que la Reserva Federal ha terminado de subir los tipos. Frente a una cesta de divisas, el billete verde se mueve en el entorno de los 105,29, con alzas del 0,24%. El cambio Euro Dólar se mantiene plano en la apertura en los 1,0652 dólares por cada moneda comunitaria.

Los precios del oro suben hoy a pesar de la presión ejercida por el fortalecimiento del dólar estadounidense y de los rendimientos de los bonos, ya que los inversores consideraban que la decisión de los principales bancos centrales de mantener los tipos de interés sin cambios era una señal de un inminente deterioro de la economía mundial. El Oro al contado subía un 0,3% hasta los 1.925,40 dólares por onza, tras registrar el jueves su mayor caída diaria desde el 5 de septiembre. Los Futuros del oro también subían un 0,28% a 1.945 dólares.

En el mercado de renta fija, la rentabilidad del bono americano a diez años se sitúa en el 4,479%. 

Finalmente, el Bitcoin pierde la cota de los 27.000 dólares, y en estos momentos cotiza con restas del 0,16% en los 26.600 dólares.

Estrategias de Inversión