Se cumplen 15 años desde que se abrió la sucursal de Groupama AM en España. ¿Qué balance hace de estos 15 años?

El balance es tremendamente positivo. Desde hace 15 años que se abrió la sucursal de Groupama AM en España, Groupama se ha convertido en una gestora de referencia en el sector, alcanzando una cuota de mercado bastante significativa que hemos experimentado durante los últimos años y alcanzando unos activos bajo gestión en la oficina de Madrid de 3.500 millones de euros de clientes nacionales. Si a esto le sumamos los otros mercados que cubrimos, como es el mercado andorrano, el mercado portugués y el mercado de Latinoamérica, nos da una cifra total de más de 3.850 millones de euros de activos bajo gestión, lo cual en tan poco tiempo la verdad es todo un éxito. Groupama es una gestora de gestión activa, multiactivo, en la que siempre la puerta de entrada son nuestros fondos monetarios. Nosotros tratamos de hacer pocas cosas, pero hacerlas bien, invertimos con un approach muy especialista, más que de generalista. En ese sentido, tenemos una gama de producto que siempre empieza por la gama monetaria, que es la puerta de entrada con nuestros clientes; luego pasamos a la renta fija, donde vamos a unos nichos muy específicos de corto plazo, de crédito corporativo, de high yield, de retorno absoluto, de deuda subordinada financiera… muchos nichos dentro de la renta fija; área de convertibles, que es una área muy específica, muy francesa tradicional; la parte renta variable, y recientemente hemos entrado en el mundo de alternativos. Por lo que tenemos ante nosotros un reto, primero mantener el nivel de servicio, mantenernos muy cerca de nuestros clientes ofreciéndoles todo tipo de soluciones para sus carteras, y segundo, seguir creciendo los activos bajo gestión y ahí tenemos la ambición de llegar hasta los 5.000 millones de euros.  

¿Cuál es su visión del entorno macroeconómico actual?

La verdad es que es compleja, y estamos esperando un debilitamiento de los datos macroeconómicos en los próximos de 3 a 6 meses, y creemos que a partir de ahí los buenos datos volverán. Sí que creo que es importante distinguir entre una recesión económica e intensa como hemos vivido en el pasado, en el año 2008, y una recesión técnica de 2 trimestres en negativo, que es lo que hemos vivido en Europa recientemente, que no es lo mismo. Dicho esto, nosotros creemos desde Groupama que el crecimiento de los próximos años va a estar marcado por unas características muy concretas. El primero es que vamos a entrar en un ciclo económico en el que vamos a tener menor crecimiento; los datos de crecimiento están ahí, en Europa estamos esperando un crecimiento prácticamente a cero este año o de una décima o dos décimas positivo; las previsiones macroeconómicas de crecimiento para el año que viene a nivel global se espera un crecimiento entre el 1,5 y el 2%. En Estados Unidos el crecimiento estará en torno al 1%, y en Europa probablemente estemos por encima de ese 1%, en 1,2%. La primera característica es crecimientos bajos los próximos años. La segunda es que el crecimiento va a estar más dirigido por el empleo público que por las empresas privadas. La tercera característica importante es que estamos en un mundo inflacionista, en la que la inflación va a ser persistente y nos va a acompañar durante más tiempo de los que creemos, y creemos que en Europa probablemente no vamos a alcanzar ese objetivo del 2% de los bancos centrales hasta probablemente el año 2025. Si esto le sumamos además el mayor riesgo que nosotros vemos por parte de la inflación, la evolución del precio del petróleo, que en los 3 últimos meses se ha encarecido más de un 25%, solamente este problema puede hacer encarecer en más de una décima las previsiones de inflación en el medio plazo. Como vamos a tener una inflación más alta, vamos a tener unos tipos de interés más altos; hay un 50% de posibilidades para que haya una última subida de tipos durante este año, probablemente en la reunión de noviembre o en la reunión de diciembre. No vemos un escenario de bajada de tipos este año y probablemente en Estados Unidos vemos un escenario de bajadas de tipos en la primavera y en Europa ya en el verano del año que viene.  

En este entorno, ¿qué oportunidades estáis viendo en el mercado de renta fija?

Muchas, la verdad. Viniendo de donde veníamos, un 2022 que ha pasado la historia como uno de los peores años de la historia de la renta fija con caídas muy abultadas, de hasta doble dígito, que va a costar un tiempo recuperar, afrontábamos este 2023 como un año lleno de oportunidades en la parte de renta fija. Si repasamos un poco la evolución de los mercados de renta fija en lo que llevamos de año, vemos como desde la parte más conservadora en la parte monetaria estamos viendo tires en torno al 4% en este segmento que no habíamos visto desde hace 15 años. Si pasamos un poquito más de duración, un poquito más de riesgo, tenemos el crédito corporativo de duraciones no muy largas (de menos de cuatro años) que está pagando casi el 5%, el high yield está pagando entre el 8 y el 10%, pero ojo con las tasas de impagos que todavía están bajas y con esta visión macro de que los datos macro se van a ir debilitando en los próximos meses, hay una previsión de que puede subir más de un 6% la tasa de impagos, por lo que mucho juego en el high yield. Los activos de renta fija están pagando bastante, pero buscando siempre ese mejor perfil riesgo-rentabilidad nos quedamos con el mercado monetario, porque fondos monetarios como el Groupama Tresorerie, que tiene una tire por encima del 4%, o el Groupama Ultra Short Term Bond, que es un fondo de renta fija de ultra corto plazo que tiene una tire de casi el 5%, ajustando el riesgo a la rentabilida  ya te está pagando muchísimo y no hace falta hacer muchas cosas para conseguir ese objetivo de un 4% o un 5% de rentabilidad en día.  

¿Y en el de renta variable?

En renta variable, con esta visión macro que tenemos, nosotros creemos que lo más interesante ahora mismo es estar muy diversificado a todos los niveles, geográficamente, sectorialmente, por tipo de activo, etc., y estamos favoreciendo más estrategias globales, de sesgo blend, que compaginen valores de sesgo de crecimiento, de sesgo usuario, etc. Ahí tenemos una estrategia muy interesante que es el fondo Groupama World Vision, que es un fondo de renta variable global de estilo blend, que se lanzó en el año 2006, y es un fondo que conjuga el approach top-down, que tiene en cuenta la visión macro de la casa, y el bottom-up de selección de compañías en base a análisis fundamental. Es un fondo muy flexible que va cambiando su sesgo, el año 2021 estaba posicionado mucho más de crecimiento, cuando conseguimos más de un 33% de rentabilidad, el año 2022 roló más hacia compañías value y amortiguó muy bien las caídas y cayó solamente un 10%, este año está bastante bien balanceado entre compañías de crecimiento y compañías value y llevamos más de un 13% de rentabilidad. Es un fondo 5 estrellas Morningstar, es un fondo que tiene más de un billion de activos bajo gestión y que la rentabilidad a tres años a día de hoy está por encima del 50%. Dentro de las estrategias que tenemos de rentabilidad ahora mismo  la que vemos más interesante es este fondo.

Estrategias de Inversión