En un comunicado, la firma de inversiones norteamericana fundada en 1975 y que gestiona más de 8,1 billones de dólares, anunciaba su decisión sobre abandonar en grupo NET ZERO, con la finalidad  de ofrecer a sus inversores «claridad… sobre el papel de los fondos indexados y sobre cómo pensamos acerca de los riesgos materiales, incluidos los relacionados con el clima, y para dejar claro que Vanguard habla con independencia sobre asuntos de importancia para nuestros inversores.»

Net ZERO AM es una alianza mundial de 66.000 millones de dólares que lucha contra el cambio climático, puesta en marcha en diciembre de 2020 para animar a los gestores de activos a apoyar los objetivos del Acuerdo de París para alcanzar el cero neto en 2050. Según los últimos datos disponibles, en noviembre había unos 291 signatarios, como BlackRock, Allianz GI, Schroders, abrdn, JPMorgan AM…Vanguard se había adherido a la iniciatica en marzo de 2021, y comentaba que su decisión «es parte de nuestra evaluación continua de nuestra participación en organizaciones externas y su alineación continua con la misión y las perspectivas de inversión de Vanguard».

En el comunicado, Vanguard también explicaba que como gestor de fondos de inversión, principalmente pasivos, su participación en NZAM dio lugar a confusión sobre los puntos de vista de la firma, «particularmente en lo que respecta a la aplicabilidad de los enfoques net zero a los fondos indexados ampliamente diversificados que favorecen muchos inversores de Vanguard». La gestora dijo que seguirá interactuando con las empresas en su cartera para comprender cómo abordar el riesgo climático, y que informará sobre sus esfuerzos.

Algunos medios de comunicación han dicho que la decisión es resultado de presiones políticas, argumentando que varias empresas de servicios financieros se enfrentan a retos derivados de su participación en iniciativas relacionadas con la acción climática. NZAM forma parte de la Glasgow Financial Alliance for Net Zero (GFANZ), un grupo paraguas respaldado por la ONU de coaliciones del sector financiero centradas en Net Zero, que también incluye la Net Zero Asset Owner Alliance (NZAOA), la Net Zero Banking Alliance (NZBA), la Net Zero Financial Service Providers Alliance (NZFSPA), la Net Zero Insurance Alliance (NZIA), la Net Zero Investment Consultants Initiative (NZICI) y la Paris Aligned Asset Owners (PAAO).

Sin embargo, también hay voces que hablan de poner en debate los compromisos fiduciarios de las gestoras con sus clientes. Otras voces comentan también que los estrictos criterios de la carrera a CERO pusieron en entredicho la capacidad de muchos miembosr del GFANZ para permanecer en el grupo, bien por las restricciones a su capacidad para financiar empresas de combustibles fósiles, ya que las preocupaciones por la seguridad energética de los últimos meses han provocado amenazas de escasez y subidas de precios, bien por posibles problemas legales, con la preocupación de que los requisitos de los grupos de presión o los criterios relacionados con los combustibles fósiles pudieran entrar en conflicto con los deberes fiduciarios de las instituciones.

La decisión de Vanguard plantea dudas sobre si otras gestoras segurán su ejemplo en medio de un mayor escrutinio de este tipo de iniciativas. El tiempo lo dirá…

Estrategias de Inversión