URBAS, compañía global especializada en infraestructuras y edificación sostenibles, promoción inmobiliaria y energías renovables, ha entrado en el Ibex Small Cap, el índice elaborado por Bolsas y Mercados Españoles que aglutina a las 30 empresas cotizadas más importantes de menor capitalización y con mayor liquidez.

El Comité Asesor Técnico ha acordado la inclusión de URBAS en este índice que incluye a las compañías más destacadas después del Ibex Medium Cap y el Ibex 35. También se han incorporado al índice Berkeley Energía, Ecoener, Opdenergy y la promotora inmobiliaria Neinor Homes.

URBAS se mantendrá en el Ibex Small Cap como mínimo hasta marzo de 2023, cuando volverá a reunirse el Comité Asesor Técnico. “Estamos francamente contentos”, explica Juan Antonio Acedo, Presidente de URBAS. “Siempre destaco que nuestro objetivo es llegar a 2025 en números de IBEX 35 y entrar ahora en el Ibex Small Cap es sin duda un importante paso en esa singladura”.

La compañía cotizada sigue una proyección ascendente que aporta certidumbre a largo plazo, consolidando los objetivos de su plan estratégico para alcanzar en 2025 entre todas las líneas de negocio y globalmente más de 1.000 millones de facturación y un EBITDA de casi 150 millones, lo que contribuirá a lograr el objetivo de más de 2.000 millones euros de capitalización.

“URBAS presenta hoy un posicionamiento estratégico inmejorable y unas expectativas de futuro que evidencian el verdadero potencial de la compañía. Estamos en un muy buen momento y convencidos de generar certidumbre a largo plazo para afianzar la confianza del mercado en la compañía. Formar parte de Ibex Small Cap va a reforzar seguro la visibilidad y el seguimiento de nuestro valor”, continúa Acedo.

Crecimiento rentable, estabilidad y solvencia financiera

Los últimos resultados de la compañía avalan estas declaraciones. URBAS cerró los seis primeros meses del año con unos beneficios de 17 millones de euros y multiplicó por dos la cifra de negocio hasta alcanzar 161 millones de euros.

Su estrategia de crecimiento ordenado y sostenible elevó el resultado bruto de explotación (EBITDA) a 26 millones de euros, el doble también que el alcanzado en el mismo periodo del año anterior, lo que confirma la solidez y las sinergias alcanzadas.

El valor total del activo del balance de la compañía quedó situado en 1.176 millones de euros.

Por otro lado, el Fondo de Maniobra o Working Capital mejoró en un 14% hasta los 533 millones de euros, lo que garantiza el equilibrio, la estabilidad y la solvencia financiera de URBAS.

Tras la cancelación de deuda financiera desde el inicio de 2021 y durante el primer semestre de 2022 por más de 165 millones de euros (más de un 75%), e integrar el endeudamiento de las nuevas compañías adquiridas en este periodo, URBAS continúa analizando distintas operaciones de reestructuración y cancelación de su deuda financiera. A 30 de junio de 2022 la deuda financiera neta del grupo se situaba en 269 millones de euros. En la actualidad, URBAS ha cerrado nuevos acuerdos que suponen una reducción adicional de deuda financiera de 30 millones de euros.

Recientemente, el pasado 16 de noviembre, comenzaron a negociarse nuevas acciones procedentes de las últimas ampliaciones de capital por valor de 89 millones de euros. Con estas ampliaciones se ha conseguido el reforzamiento de los fondos propios y de la estructura financiera de URBAS, se ha consolidado y reforzado la estructura de su balance, han mejoran las ratios financieras y se ha cancelado pasivo no bancario por un importe total de 112 millones de euros. Adicionalmente, la liquidez de la compañía en el mercado bursátil ha aumentado.

Estrategias de Inversión