Uber está en medio de una crisis de conductores

La crisis de conductores por la que atraviesa Uber ha hecho que su director ejecutivo, Dara Khosrowshasi, se reuniera esta semana con el alcalde de Londres, Sadiq Khan, en un encuentro patrocinado por el sindicato GMB para abordar los derechos de los conductores y prometer un aumento salarial del 10%, según Madhumita Murgia en Financial Times.

La escasez supone una falta de 20.000 conductores de cara a las próximas navidades.

En su primer viaje internacional desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, Khosrowshahi lanzó una ofensiva de encanto en Soho House para conductores de Uber y miembros del sindicato GMB.

«Necesitamos más de ti, ¡así que cuéntaselo a tus amigos!» dijo, en un discurso a los conductores.

Además del 10% mencionado esta semana, la firma había dicho que entregaría bonificaciones por 500 libras a los conductores que recomienden a sus amigos.

¿A qué se debe la escasez de conductores?

Khosrowshahi mencionó que no tiene claro a qué se debe la crisis de conductores en la city londinense, lo que ha afectado los tiempos de espera y precios más altos para los usuarios. Señalo que la escasez no es solo de esta ciudad en particular, sino que abarca a todo el país y que es prioritario encontrar una solución.

Entre algunos factores señalados por los conductores se encuentran la crisis del covid-19, la falta de combustible y el costo de los vehículos. Lo que hace al negocio más difícil de sobrellevar.

«Los precios de la gasolina están en su punto más alto, los costos de operación son extremadamente altos para los conductores», dijo James Farrar, un ex conductor de Uber que desde entonces estableció el sindicato de conductores Worker Info Exchange. Dijo que el problema era que la compañía todavía está «ofreciendo tarifas a un precio que el conductor no está dispuesto a aceptar» para mantener su participación de mercado frente a la feroz competencia.

Khosrowshahi insistió en que Uber tiene «la misma cantidad de conductores que  antes de la pandemia en 2019», pero que hubo un aumento en la demanda cuando el Reino Unido salió de la pandemia.

«La demanda normalmente aumenta entre un 10 y un 15% cada año, pero está creciendo mucho más rápidamente después de la pandemia», menciono Khosrowshasi.

La empresa dijo que la demanda había aumentado un 20% en Londres, hasta un 30% en Birmingham y Manchester y un 40% en Nottingham.

Uber tiene actualmente alrededor de 10.000 conductores en sus libros que no han estado activos en los últimos meses, muchos de los cuales pueden haber cambiado a entregas de alimentos o paquetes durante la pandemia y no han regresado a conducir. La compañía dijo que, en teoría, podría «solucionar la mitad del problema de suministro de la noche a la mañana» si pudieran tentar a estos conductores a reactivarse.

Uber cerró la sesión del jueves a la baja en los 43,28 dólares.