Tres aristócratas del dividendo del S&P 500 que suben a doble dígito en el primer trimestre

Tres aristócratas del dividendo del S&P 500 que suben a doble dígito en el primer trimestre

No son pocos los inversores que se fijan en los dividendos que paga una compañía antes de tomar una decisión de inversión. Yes que la retribución al accionista desempeña un papel importante en la generación de rentabilidad. Según un informe de S&P Global, desde 1926, los dividendos han contribuido aproximadamente con el 32% del rendimiento total del S&P 500, mientras que las apreciaciones del capital han contribuido con el mayoritario 68%. Por tanto, ingresos por dividendos sostenibles y el potencial de apreciación son factores importantes para las expectativas de retorno total.

De hecho, hay muchas empresas que utilizan dividendos estables y crecientes como señal de confianza en las perspectivas de sus empresas. Entre ellas brillan las denominadas Aristócratas del dividendo, un un término utilizado para referirse a un grupo selecto de compañías del S&P 500 que han aumentado sus dividendos de manera constante año tras año durante al menos 25 ejercicios consecutivos.

Además de esta condición, los otros tres requisitos formales para que una empresa sea incluida en el S&P 500 Dividend Aristocrats Index son los siguientes: Ser miembro del índice S&P 500; mantener una capitalización de mercado (ajustada a la flotación) de al menos 3.000 millones de dólares; y mantener 5 millones de dólares en negociación diaria de acciones durante los últimos tres meses.

Actualmente hay 66 compañías que cumplen estas tres condiciones, pero estos son los 10 principales componentes del índice por ponderación:

Y de ellos, algunos están brillando especialmente en este primer parcial de 2024. Es el caso de Caterpillar, que acumula una subida en lo que va de año de un 24,5%. La empresa de equipos de construcción paga un dividendo trimestral de 1,3 dólares por acción, con una rentabilidad por dividendo del 1,43%. En cuanto al crecimiento de los dividendos, el dividendo anualizado actual de la compañía (5,20 dólares), supone un incremento de un 12,6% frente al año pasado.

No obstante, más allá del pago de dividendos, hay que tener en cuenta que los analistas parecen pensar que el valor ha ido demasiado lejos en Bolsa con su reciente rally. Según datos recopilados por Reuters, la recomendación mayoritaria de los accionistas es de ‘mantener’ y el precio objetivo, de 315,98 euros, supone un potencial negativo del 13,3% en Bolsa.

Otro valor con un buen comportamiento en 2024 es Pentair. La compañía especializada en el tratamiento de aguas acumula una subida del 19,88% en este primer trimestre en el S&P 500. La empresa ha mantenido un récord constante en el pago de dividendos desde 1989, normalmente pagados trimestralmente. Su último pago, de 0,23 dólares por acción, se concretó el pasado mes de febrero. 

A día de hoy, presenta una rentabilidad por dividendo a 12 meses del 1,24%. Durante los últimos tres años, la tasa de crecimiento anual de dividendos de Pentair ha sido del 5,30%.

Además, los analistas le ven todavía potencial para seguir subiendo en Bolsa. La recomendación mayoritaria es de ‘comprar’ y el precio objetivo de 87,66 dólares está un 3,5% por encima de la cotización actual.

Sherwin-Williams, compañía especializada en el desarrollo, fabricación y venta de pinturas y recubrimientos, acumula una subida de casi un 14% en lo que va de año.

La compañía pagó este mes de marzo un dividendo de 0,715 dólares por acción, un incremento de un 18,2% respecto a los  0,605 dólares del mismo trimestre del año pasado. Con este incremento, son ya 45 los ejercicios consecutivos en los que los pagos han ido a más. No obstante, su rentabilidad por dividendo es de un discreto 0,8%.

Los analistas dan a Sherwin Williams mayoritariamente una recomendación de ‘comprar’, con un precio objetivo de 335,66 dólares que no obstante está ligeramente por debajo de la cotización actual.

Estrategias de Inversión