Octubre

El IBEX 35 terminó septiembre con muy mal pie, perdiendo terreno durante ocho sesiones consecutivas (cerró el día 30, eso sí, con un avance del 0,90%, tras esas ocho caídas). Durante el mes, el índice registró una caída de casi el 6%. Pero tras esas caídas, estamos viendo un intento de recuperación o, al menos, de mantener niveles, en lo que llevamos de octubre. ¿Se puede confiar en el movimiento? ¿Qué nos dicen los datos históricos? Un mal septiembre puede dar paso a un buen octubre… salvo que las cosas sean como en 2008.

Septiembre frente a octubreSeptiembre frente a octubre

¿Qué dicen los analistas?

Según apuntan los analistas de Link Securities, lo que estamos viendo es solo un rebote puntual, “alimentado por el hecho de que estos activos alcanzaron al final del pasado mes de septiembre niveles de sobreventa muy elevados, lo que ha facilitado esta reacción técnica en estos mercados que, además, ha sido apoyada por el cierre de posiciones cortas por parte de algunos inversores que, de este modo, han asegurado sus ganancias”, según explica Juan J. Fdez-Figares, Director del Departamento de Análisis. 

Añaden además desde Link Securities, que hay que esperar a la temporada de publicación de resultados trimestrales, que comenzará en breve, para sacar conclusiones más realistas sobre cómo puede afectar el actual escenario a las expectativas de resultados de las cotizadas, que es lo que verdaderamente al final determina el comportamiento de sus cotizaciones. 

Al margen del IBEX 35, mirando la escena global, los mercados de valores también han borrado las ganancias iniciales mientras los inversores adoptan un enfoque cauteloso de cara al informe de empleo de Estados Unidos, que se conocerá este viernes.

“La narrativa de los últimos días de que los datos más débiles son positivos, ya que podrían ser un precursor de un endurecimiento más lento, no parecía sostenible y ya se está demostrando que es así”, apunta Craig Erlam, analista de mercado sénior, Reino Unido y EMEA, OANDA. “Creo que fue más un reflejo de la fuerte venta de los mercados y del rendimiento de los activos de riesgo en general durante las seis semanas anteriores, que de los datos. Si la Reserva Federal no estaba preparada para saltar a la primera señal de flexibilización de la inflación, ciertamente no lo hará tras un PMI más débil y un descenso de las ofertas de empleo”, añade el experto. La recuperación, en todo caso, proporcionó cierto alivio temporal.

Hay que tener en cuenta, además, que octubre es históricamente el mes más volátil

Octubre

Octubre

Según explica Franco Macchiavelli, analista de Activotrade, “había un pesimismo generalizado muy importante”, con una pérdida de soportes de referencia en los principales índices europeos, pero esas subidas que hemos visto al inicio de mes dan cierto respiro y hace que los inversores se pregunten hasta qué punto ha cambiado la estructura de mercado. “Independientemente del nivel actual, no cambia la estructura y seguimos en tendencia bajista”, explica. 

Antonio Castelo, especialista de mercados de iBroker, apunta que el rebote que hemos visto a principios de semana ha venido motivado, sobre todo, por factores técnicos, “tras marcar mínimos la semana pasada y por la tregua que dieron los bonos soberanos”, explica, apoyándose en una supuesta moderación por parte de los bancos centrales en su senda de endurecimiento de la política monetaria. El mercado espera que los datos macroeconómicos más débiles, han dado alas a la idea de que la Reserva Federal y el Banco Central Europeo relajen su tono hawkish, pero lo cierto es que no hay ningún indicio real de que eso vaya a pasar.

Para Castelo, hasta que se vuelvan a reunir los bancos centrales y confirmen que siguen adelante con su hoja de ruta de normalización monetaria, podríamos ver cierto rebote. Pero recuerda también que hay varios miembros de los bancos centrales lanzando mensajes que no dan a entender que se vaya a relajar el tono. A ello se suma el recorte de producción anunciado recientemente por parte de la OPEP+, para mantener los precios, “lo que no nos hace ser especialmente optimistas en cuanto a que la inflación, en los próximos meses, pueda flexionar”, explica.

Estrategias de Inversión