Wall Street cerró ayer con importantes recortes, los mayores del último mes: el DOW JONES Ind Average bajó un 1,40%, el S&P 500 descendió un 1,79% y el Nasdaq, que aglutina a las grandes tecnológicas, perdió un 1,93% hasta 11.461,50. Y es que, la publicación de una serie de indicadores macroeconómicos en EEUU, que apuntan a una fuerte resistencia de esta economía, tanto a la inflación como a los incrementos de las tasas de interés oficiales, lastró ayer el comportamiento del mercado. «Un día más, las buenas noticias macroeconómicas fueron malas para los mercados, ya que muchos inversores siguen apostando porque, antes o después, los bancos centrales volverán a venir a su rescate, algo que nosotros no vemos nada claro en esta ocasión», señalan desde Link Securties.

En concreto, ayer la publicación en EEUU de la lectura del índice de gestores de compra del sector de los servicios elaborado por «The Institute for Supply Management (ISM)», el ISM no manufacturero, muy por encima de lo esperado por los analistas y que apunta a una fuerte resistencia del sector, así como de las cifras finales de los pedidos de fábrica del mes de octubre, también por encima de lo proyectado por el consenso, fue mal recibido por unos inversores que ven en la fortaleza de la economía estadounidense y de su mercado laboral un elevado riesgo de que la Fed se vea obligada para combatir la alta inflación a seguir subiendo sus tipos por más tiempo y hasta un nivel más elevado de lo previsto inicialmente y de lo que descuentan en la actualidad muchos agentes del mercado.

Con este escenario, Wall Street anticipa una apertura plana y sin tendencia definida. Los futuros cotizan tres horas antes de que abra el mercado con tono mixto: los del Dow Jones caen un 0,07% en los 33.923 y los del S&P restan un 0,02% hasta los 3.998, mientras que los del Nasdaq suman un 0,11% en los 11.798,8 puntos.

En la actualidad de la jornada, no hay referencias económicas destacadas, ya que tan solo se publicará la balanza comercial de EEUU.

A nivel empresarial, el éxodo de ejecutivos en Salesforce no está haciendo ningún favor a sus acciones. El lunes, la compañía dijo que Stewart Butterfield, el CEO de su negocio de mensajería en el lugar de trabajo Slack, se va, días después de que el co-CEO de Salesforce, Bret Taylor, dijera que dejaría la compañía pronto. Los movimientos, incluidas otras salidas recientes de ejecutivos, han pesado sobre las acciones de Salesforce, que han bajado un 47% este año, peor que la caída del 28% del Nasdaq. Para empeorar las cosas, la compañía registró la semana pasada su crecimiento de ingresos trimestrales más débil en 18 años y optó por no ofrecer orientación para el próximo año.

El CEO de Ford, Jim Farley, dijo el lunes que el 65% de los aproximadamente 3,000 distribuidores de la compañía en los EE. UU. acordaron vender vehículos eléctricos bajo los programas “certificados para vehículos eléctricos” de Ford. Ford está tomando un rumbo diferente al de General Motors, que requiere que los concesionarios vendan vehículos eléctricos si quieren seguir vendiendo los vehículos de esa empresa. “Creemos que la adopción de EV en los EE. UU. tomará tiempo, por lo que queríamos darles a los distribuidores la oportunidad de regresar”, dijo Farley. Los concesionarios que opten por no participar en el programa Ford EV ahora tendrán otra oportunidad de inscribirse en 2027.

Pepsico planea despedir a unos 1.000 empleados en América del Norte para reducir costes.

Además, Taiwan Semi Sp ADR ha elevado hasta 40.000 millones de dólares la inversión prevista para construir una fábrica de semiconductores en Arizona.

Otros mercados

Los últimos días han sido de especial volatilidad en el mercado del crudo después de que la Unión Europea haya fijado un precio a las importaciones de petróleo ruso y de que la OPEP haya mantenido su recorte en la producción de cara al inicio del próximo año. En estos momentos, los futuros del crudo Brent caen un 1,08% en los 81,84 dólares mientras que los del West Texas restan un 1,10% hasta los 76.08 dólares.

El banco central de Australia subió este martes los tipos de interés a su nivel más alto en 10 años y mantuvo su previsión de que se necesitan más subidas para enfriar la inflación.

En el par EUR/USD el euro cotiza con ligeras subidas del 0,15% en los 1,0508 billetes verdes.

Por su parte, la rentabilidad del bono americano a 10 años cae al 3,57% y el Bitcoin cede un 1,87% y pierde los 17.000 puntos, en concreto cotiza en 16.971,2 dólares. 

Estrategias de Inversión