Los índices europeos cerraron la sesión de ayer con fuertes caídas, y con la mayoría de los sectores en territorio negativo. Los datos de los índices de actividad del sector manufacturero, conocidos como los PMIs, de la Eurozona, y de sus principales economías, lastraron la cotización desde la apertura, al caer a su mayor ritmo desde el inicio de la pandemia y mantenerse en territorio de contracción un mes más, en un entorno de una demanda débil , lo que se traduce en la vuelta del fantasma de la recesión. 

Este miércoles, las bolsas europeas estiran los números rojos de este recién estrenado mes de agosto en una apertura bajista. En concreto, el DAX alemán cae un 1,25% en los 16.043, el FTSE 100 resta un 0,78% en los 7.606,35 puntos, el IBEX 35 baja un 1,02% hasta situarse en 9.406,40 puntos, el CAC 40 recorta un 1,18% en los 7.318 y el FTSE MIB se deja un 1,09% hasta los 29.037. Por su parte, el EURO STOXX 50 cae un 1,17% hasta los 4.355,75 puntos.

Dentro del Euro Stoxx 50 todos los valores del índice europeo cotizan a la baja con la excepción de TotalEnergies que avanza un 0,30%; los mayores descensos son para Prosus (-2,80%), ING Groep (-2,61%) y Adidas (-2,56%).

A nivel empresarial, destacar que Oceanwood lanza la venta del 4,4% de Unicaja Banco en una colocación acelerada.

MFE-MediaForEurope aumenta su beneficio un 8% en el primer semestre.

Otros mercados

Las bolsas asiáticas cotizaban a la baja. El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico caía un 1,9%. El Nikkei japonés caía un 1,8%, mientras que las acciones australianas se desplomaban un 2,3%. El índice de referencia de China continental y el de Hong Kong caían un 0,9% y un 2,2%, respectivamente, ya que algunos inversores recogieron beneficios ante la falta de medidas concretas y contundentes por parte de Pekín para apuntalar una economía tambaleante.

Algunos miembros del consejo del Banco de Japón dijeron que la inflación nacional podría mantenerse por encima del objetivo del 2% del banco central, según mostraron las actas de su reunión de política monetaria de junio, que ofrecieron pistas sobre la medida que tomó el BOJ la semana pasada de dejar que algunos tipos suban junto con el aumento de los precios.

En Wall Street, los índices S&P 500 y Nasdaq cayeron ayer martes, el primer día del agosto caracterizado por la lentitud estacional, antes de los datos de empleo estadounidenses e informes de ganancias de las principales empresas esta semana. El DOW JONES Ind Average subió un 0,19%, a 35.628,57 unidades; el S&P 500 perdió un 0,26%, a 4.576,94 unidades, y el NASDAQ 100 restó un 0,43%, hasta 14.284,20 unidades. El referencial S&P 500 alcanzó un máximo de 16 meses el lunes y está a menos de un 5% de superar su nivel de cierre récord registrado el 3 de enero de 2022. Este miércoles, los futuros americanos del 0,35% para el Dow Jones, del 0,50% para el S&P500 y del 0,83% para el Nasdaq.

La agencia de calificación Fitch rebajó el martes la calificación crediticia del Gobierno de Estados Unidos, una medida que provocó una airada respuesta de la Casa Blanca y sorprendió a los inversores, a pesar de la resolución de la crisis del techo de la deuda hace dos meses.

Los precios de los Futuros del petróleo subían casi un 1%, acercándose a su nivel más alto desde abril, después de que los datos de la industria mostraran una reducción mucho mayor de lo anticipado la semana pasada en los inventarios de crudo en EEUU, el mayor consumidor mundial de combustible. En estos momentos, el Brent se mueve en los 85,73 dólares, mientras que el West Texas lo hace en los 82,17.

En el par Euro Dólar el euro sube ligeramente un 0,11% y se cambia a 1,0994 billetes verdes. Por su parte, el Bitcoin avanza un 2,40% hasta los 29.604,4 dólares,

En la agenda de hoy conoceremos la variación del desempleo en España, las actas del BoJ en Japón, el clima del consumidor en Suiza y las solicitudes de hipotecas y reservas petróleo y derivados en Estados Unidos.

Estrategias de Inversión