El mercado está pendiente del dato de inflación definitivo de Estados Unidos del mes de septiembre, que se va a conocer este jueves. Los expertos temen que la Reserva Federal pueda ir demasiado lejos demasiado rápido con las subidas de tipos y que eso dañe la economía, provocando una recesión más duradera. 

A nivel técnico, ¿qué nos dicen los índices norteamericanos?

Si miramos al NASDAQ 100, se aprecia la caída que ha venido sufriendo en un canal descendente y ahora mismo está justo en medio del canal, explica Javier Romero, analista técnico independiente. Cuando el mercado está así, es un mal momento para entrar, tanto a corto como a largo plazo, porque hay un margen del stop loss en el lado contrario. Profundizando en el comportamiento del Nasdaq, en un gráfico diario, vemos que no se está produciendo ningún rebote. 

Nasdaq 100

La semana pasada, el analista explicaba que había opciones de que, si superaba los 11.500 puntos, podría ir hacia los 11.700 y, tras ello, hacia los 12.000 puntos. El mercado sí consiguió rebasar los 11.500 puntos, pero lo hizo sin fuerza; volvió a perder terreno y vimos las fuertes caídas que se produjeron el viernes.

También en el canal de medio plazo, ahora mismo la cotización del índice está justo en medio, por lo que, por análisis técnico «es un momento en que no se puede hacer nada», porque el mercado puede ir tanto a la parte alta como hacia la parte baja.

Además, el foco de atención está puesto en los resultados empresariales. Esta semana se esperan pesos pesados como los grandes bancos de Estados Unidos, que rendirán cuentas el viernes. AMD todavía no ha dado sus cifras, pero ya ha dicho que espera una reducción del beneficio, con lo que el viernes llegó a perder un 15%, esto indica que «el mercado está muy sensible», por lo que cualquier noticia negativa es recibida con importantes caídas. 

Valores para tener en cartera

«Cuando el mercado está bajista, todos los valores caen», explica Romero. En el caso de Apple, ya vimos una importante caída hace dos semanas y ahora está cerca de mínimos de mediados de verano y podría seguir cayendo. 

En el caso de Tesla, habíamos marcado ya un doble techo y ha cumplido ese objetivo. Pero en el muy largo plazo, desde el punto de vista técnico tiene una figura de hombro cabeza hombro. Si cumple la formación, le queda mucha caída por delante. La siguiente zona de compra estaría en torno a los 180 dólares. «Por ahora, aunque me gusta Tesla, precaución». 

Y Microsoft es otra posible opción para tener bajo vigilancia. También habría descrito una formación de hombro cabeza hombro. El objetivo de caída todavía está alejado, por lo que el valor puede seguir recortando hasta los 200 dólares. 

Estrategias de Inversión