«Con la calificación de ‘stalking horse’ (primer licitador), los oferentes también tendrán el derecho, a su sola discreción, a cubrir la oferta de mayor valor que pueda presentarse en dicho proceso competitivo», ha explicado la operadora española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Telefónica tendrá derecho de tanteo en la brasileña Oi y se coloca como primer licitador

Esta calificación de primer licitador designada por Oi deberá reflejarse en la propuesta de modificación del plan de reorganización judicial del grupo brasileño, que será aprobado en su junta general de acreedores convocada para este martes.

Con su oferta revisada, Telefónica y sus socios ratifican el valor de la misma en 16.500 millones de reales brasileños (2.706 millones de euros), de los cuales 756 millones de reales brasileños (120,6 millones de euros) se refieren a los servicios transitorios que serán prestados por el Grupo Oi a los oferentes por un periodo de hasta 12 meses, y el compromiso de celebrar contratos a largo plazo para la prestación de servicios de capacidad de transmisión.

Apúntate a los Webinarios gratuitos de Análisis Bursátil

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realizará una serie de webinarios los inversores, tanto desde el punto de vista de oportunidades en el corto plazo a inversiones a largo plazo. Descubre los que hemos preparado.

En julio, Telefónica, a través de su filial brasileña y junto a TIM y Claro, elevaron su oferta de compra sobre el Grupo Oi hasta 16.500 millones de reales brasileños (unos 2.706 millones de euros) para superar en un 10% el mínimo requerido por el grupo brasileño. En el proceso compiten contra la empresa de infraestructuras Highline do Brasil, propiedad del fondo estadounidense Colony Capital, que en julio presentó una oferta.

Telefónica y sus socios firmaron en agosto un acuerdo de exclusividad con el Grupo Oi para negociar la venta de los activos de telefonía móvil de la brasileña. En ese momento, Telefónica explicaba que el acuerdo tenía el objeto de garantizar la seguridad y la rapidez de las negociaciones entre los oferentes y la sociedad brasileña.

Oi, la cuarta operadora de telefonía móvil de Brasil, anunció el pasado mes de junio que, en el marco de su proceso de reestructuración, iba a llevar a cabo la segregación de sus activos, pasivos y derechos de recuperación de las entidades asociadas en cuatro Unidades de Producción Aisladas (UPI, por sus siglas en inglés).

Telefónica Brasil, que opera en el país suramericano a través de la marca Vivo, es líder del mercado brasileño de telefonía móvil con una cuota de mercado de casi el 33%. En este proceso Telefónica se ha aliado con la operadora italiana Telecom Italia (TIM Brasil) y la mexicana Claro.