Telefonica ha presentado cuentas que el mercado ha recibido con caídas. Según recoge su gráfico, el valor está poniendo en peligro toda la directriz alcista de mínimos crecientes que había ido marcando. «También es verdad que hay una situación de sobreventa bastante fuerte en el corto plazo», señala José Luis Herrera, de BiG. La clave será si el valor consigue aguantar el soporte de los 3,60 euros. «Esa es la zona de soporte clave». 

En cuanto a Endesa, «es un caso muy particular». Perforó una zona importante en los 20,20 euros, a mediados de septiembre, por los temores regulatorios. Y luego hemos visto una recuperación que le ha llevado a lo que era en su momento soporte, ahora se ha convertido en resistencia. La zona clave que no consigue superar son esos 20,20 euros. Si no consigue superar esa cota, mantendrá la debilidad.