¿Dónde pone el foco en un año como el actual?

Nos encontramos con que este año un total de 75 países, que suponen más o menos el 50% de la población mundial, van a tener elecciones generales, entre ellos, la India y Estados Unidos, y creo que eso puede ser muy importante para los mercados en un contexto como el que nos encontramos. Otro tema muy importante a nivel geopolítico es que este año volveremos a tener un cisne negro, aunque todavía no sabemos cuál, y desconocemos muy bien hasta qué punto nos puede imposibilitar de un buen ejercicio para las bolsas. Hemos tenido un repunte de la inflación en diciembre de este año y no sabemos si va a ser coyuntural o si se trata de una inflación cada vez más pegajosa. Lo que sí que tenemos claro es que estos elementos van a hacer que la Reserva Federal y el Banco Central Europeo tarden más de lo que el mercado quiere en empezar a bajar a los tipos; el mercado quiere 5 o 6 bajadas de tipos de interés, y eso, a mi modo de ver, es demasiado optimista y probablemente nos encontremos 3 o 4 bajadas. Por otro lado, Estados Unidos probablemente podrá esquivar una recesión pero en Europa no lo tenemos tan claro. Y esas son un poco las variables que nos podemos encontrar en un año de tremenda incertidumbre, sobre todo acerca del el gap que nos encontramos 60-40, 70-30, con el tema de renta fija-renta variable. Una renta fija, a mi modo de ver, muy interesante.; en el caos del high yield habrá que ir descontando quizás un escenario en el que nos podamos encontrar con algo de default, que hasta ahora no estaba dándose, y por tanto tendremos que ir hacia mayor calidad y duraciones cortas-medias. Y, en renta variable, obviamente hay que optar por la calidad y valores cómo podrían ser JPMorgan, NVIDIA… es decir, compañías muy punteras en su sector.

La bolsa se mantiene sobre los 9.900. ¿Qué está pesando sobre el selectivo español?

Lo que está pesando sobre el IBEX 35, por un lado, es que en España tenemos un gran problema con la incertidumbre política. No sabemos muy bien si la legislatura va a ser larga o corta, porque la última amenaza de Junts per Catalunya advirtiendo que si no hay referéndum se acabó la legislatura, tiene que pesar de alguna manera en la geopolítica a nivel español. Otro de los problemas que tienen las grandes compañías del IBEX 35 es que se desconoce si van a tener nuevos impuestos por parte del gobierno y eso puede hacer huir inversión extranjera y que incluso las compañías españolas empiezan a deslocalizar parte de sus inversiones. Y, por último, el Ibex 35 es un índice con un claro sesgo hacia el sector financiero, por lo que las bajadas de tipos de interés van a hacer que, si bien sean rentables, quizás no sean tan rentables como el año pasado. Además, compañías como Telefonica, que a mi modo deber es una trampa de valor, y otras empresas que son nidos de tener un elevado dividendo pero que, en momentos de crecimiento, quizás no lo hagan tan bien. El objetivo de la bolsa española, obviamente, es apuntalar los 10.000 y a partir de ahí buscar crecimientos en un año complicado, porque nos podemos encontrar con una recesión técnica en Europa que puede perjudicar.

La próxima semana comienzan en España los resultados del 4T2023 de la mano de los bancos. ¿Cree que el sector conseguirá sorprender? ¿Dónde está la clave para este ejercicio?

Creo que la banca lo va a hacer realmente bien. En el caso de Bankinter no hay problema; en mi opinión, Dolores Dancausa es una gestora extraordinaria y creo que los resultados de Bankinter van a ser muy positivos, con muy buenos ratios de solvencia, de rentabilidad y haciendo los deberes como deben. Otra cosa es que el mercado, a pesar de que sean unos buenos resultados, después prime o no esas cuentas, pero en el medio-largo plazo creo que Bankinter lo puede hacer bien. Y es una buena «puesta de largo», sobre todo, para los resultados que nos podemos encontrar en compañías como Banco Santander, BBVA y Caixabank. Creo que el sector financiero español lo va a hacer bien, con buenos resultados. Hicieron los deberes al año pasado correctamente, mejorando sus ratios de solvencia y con el cierre de oficinas, mejora de productividad y creo que lo pueden hacer bien. En cuanto a la bolsa española, estamos muy sesgados hacia los problemas económicos y políticos que tenemos de puertas para adentro, y luego hacia fuera está el tema de una posible crisis institucional importante, una inflación permanente y persistente, y sobre todo la posibilidad de que entremos en recesión. Pero, con todo, creo que la bolsa española apunta a buenas maneras para este 2024.

¿Dónde ve valor en el momento actual?

Veo valor, en el caso de la renta fija, en bonos de BB y BBB, huyendo un poquito del high yield -que nos podemos encontrar con elevada rentabilidad pero con un riesgo muy importante- y de los bonos de A y AA -que ya empiezan a dar muy poca rentabilidad-. Y, por otro lado, veo valor en el sector financiero, que puede dar muy buenos resultados, y en compañías como Inditex, que lo puede hacer realmente bien en un escenario como este. La sorpresa negativa, que quizá puede pesar sobre la bolsa española, son los problemas de Grifols, que veremos cómo sale del atolladero en el que se ha metido. Pero, en líneas generales, la bolsa española aporta un dividendo muy importante y muy interesante para invertir en ella.

Siga las cotizaciones y análisis de sus valores favoritos , y conocerá las recomendaciones y precios objetivos, de los analistas para invertir.

En estrategias de Inversión llevamos más de 19 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión