La junta de accionistas de Telefónica acordó el pasado marzo un dividendo de 0,3 euros brutos por título con cargo a las reservas de libre disposición para 2023 y pagadero en dos tramos, el primero de ellos –0,15 euros– ya se abonó el pasado 15 de junio y la segunda parte –también de 0,15 euros– se desembolsará el próximo jueves, 14 de diciembre, y el importe total del mismo ascenderá a 862,56 millones de euros.

De este modo, el próximo lunes, 11 de diciembre, será el último día en el que los inversores podrán adquirir acciones de Telefónica con derecho a percibir el segundo tramo del dividendo que abonará este año la compañía.

Por tanto, las acciones que se negocien más allá del cierre del mercado bursátil del próximo lunes no tendrán derecho a esta remuneración, según el calendario fijado por la operadora.

Aunque el abono del segundo tramo del dividiendo de Telefónica se desembolsará el 14 de diciembre, será en la jornada anterior (13 de diciembre) cuando se determinarán los titulares que tendrán derecho al cobro del mismo.

En ese sentido, sobre los 0,15 euros por título que abonará Telefónica se practicarán las retenciones exigidas por la normativa aplicable.

Estrategias de Inversión