Subidas en los futuros de Wall Street a la espera de una nueva intervención de Powell

Los futuros del DOW JONES Ind Average suben un 0,35% hasta los 30.579 puntos, mientras que los del S&P 500 se anotan un 0,59% hasta los 3.785 puntos. Por su parte, el NASDAQ 100 sube en los futuros un 0,92% hasta los 11.672 puntos.

Los inversores están atentos hoy a la nueva declaración del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en este caso ante el Congreso. Ayer ante el Senado Powell reconoció que las subidas bruscas de tipos podrían desencadenar una recesión en EEUU, un escenario que intentará evitar si bien es “muy difícil” según sus propias palabras diseñar un aterrizaje suave.  

La Fed está tomando medidas drásticas para enfriar la inflación, que se encuentra en su punto más alto de las últimas cuatro décadas, y el presidente de la institución reiteró su decisión de volver a situar las tasas de inflación en el objetivo del 2%.

“La reafirmación del compromiso de la Fed de reducir la inflación y el riesgo de recesión se suman a las preocupaciones sobre el crecimiento, que vuelve a ser el temor dominante”, señala Esty Dwek, director de inversiones de Flowbank SA.

Los operadores debaten ahora hasta dónde estirará la Fed su ciclo de tipos ante una recesión económica. Los mercados monetarios indican una disminución de las probabilidades de que el banco central suba los tipos más allá de fin de año, al mismo tiempo que un aumento de las probabilidades de un recorte de tipos a partir de mayo de 2023. La Reserva Federal “está bien servida si mantiene un cierto halconismo”, explica Steven Major, jefe global de investigación de renta fija de HSBC Holdings. “Porque si parece que han tocado techo, entonces las condiciones financieras se relajarán y la política no funcionará. Así que necesitan un par de meses más de esto”.

En el plano macroeconómico, los inversores conocerán nuevas referencias hoy que darán pistas sobre si ya se está resintiendo la mayor economía del mundo. Especialmente relevante puede ser el dato del PMI compuesto de junio, después de que el de la eurozona, conocido esta mañana, haya decepcionado a la baja. Además, poco antes del toque de campana se conocerán las cifras de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo semanales.

El miedo a la recesión se está reflejando claramente en los mercados de deuda, con los inversores buscando refugio en los bonos y tirando a la baja de las rentabilidades (que se mueven de manera inversa al precio). El bono de referencia estadounidense a diez años ofrece una rentabilidad en la mañana de este jueves de un 3,117%, una caída de cuatro puntos básicos hasta situarse en mínimos de dos semanas. El bono a 30 años paga un rendimiento de un 3,21%.

En cuanto a los mercados de materias primas, el precio del petróleo intenta recuperarse tras las caídas de los últimos días, con el barril de West Texas recuperando el umbral de los 105 dólares. Los futuros del Brent de referencia en Europa se pagan a 111,16 dólares.

Buffett sigue comprando en Occidental Petroleum

En el apartado puramente empresarial, uno de los protagonistas de la mañana es Occid.Petrol Cor, tras conocerse que Berkshire Hathaway, el brazo inversor de Warren Buffett, ha comprado otros 9,6 millones de acciones de la compañía, aumentando su participación al 16,3%.

Las compras se realizaron durante la semana pasada y costaron unos 529 millones de dólares, dijo Berkshire en una presentación a la SEC ayer miércoles. Estas compras se suman a la de 336 millones de dólares que Berkshire realizó el mes pasado y a las de 7.000 millones de dólares realizadas a principios de este año.

Tras las compras, Buffett posee ahora unos 152,7 millones de acciones de Occidental Petroleum valoradas en unos 8.520 millones de dólares. Los títulos han caído más de un 21% desde que tocaron máximos del año en el mes de mayo. 

Mientras, el mercado seguirá atento a la cotización de Revlon Rg-A, convertida en la nueva acción meme favorita de los inversores minoristas. La compañía de productos de belleza, que se declaró en bancarrota el pasado miércoles, ha subido más de un 400% desde sus mínimos del 14 de junio.

La capitalización bursátil de la firma era inferior a 100 millones de dólares antes de su reciente subida, una de las características que la convierten en la “candidata perfecta para la cohorte minorista más especulativa”, según Vanda Research. Los operadores minoristas compraron el martes acciones de Revlon por valor de 8,3 millones de dólares, la cifra más alta jamás registrada para el valor, según Vanda.

Estrategias de Inversión