S&P baja el 'rating' de Grifols de 'BB-' a 'B+' tras un desapalancamiento "más lento" de lo esperado

En un comunicado, S&P considera que el comportamiento del grupo seguirá sintiendo la presión en 2023 de un entorno operativo «desafiante».

«El margen operativo de Grifols no ha mejorado tan fuertemente como se anticipaba por un acceso más limitado al plasma que antes de la pandemia y por unas tarifas de los donantes persistentemente elevadas», ha explicado.

La agencia también ha bajado su calificación de emisión de la deuda senior garantizada del grupo a ‘BB-‘ y la deuda senior no garantizada a ‘B-‘.

Sin embargo, S&P ha apuntado que las métricas crediticias de Grifols mejorarán gradualmente gracias a los fundamentos de crecimiento a largo plazo del mercado de derivados de plasma y las sinergias obtenidas a través de la integración de Biotest para 2024.

Moody’s y Fitch mantienen en ‘B1’ y ‘BB-‘

Moody’s y Fitch han mantenido en ‘B1’ y ‘BB-‘, respectivamente, las calificaciones crediticias de Grifols, con arreglo a sus sólidos fundamentales y a la mejora de sus resultados.

En un comunicado este viernes, la compañía ha explicado que ambas agencias valoran las medidas que se están adoptando para mejorar sus resultados, avaladas por la recuperación de las donaciones de plasma y la mejora del flujo de efectivo (FCL).

Moody’s ha valorado positivamente tanto el impulso favorable de la demanda, por la mejora del diagnóstico y los nuevos productos, como la ejecución de su estrategia de expansión y diversificación de su red de centros de donación de plasma.

De su lado, la calificación de Fitch refleja la posición de Grifols en un sector de rápido crecimiento que presenta una tendencia estructural positiva.

Para la compañía, esta ratificación de las calificaciones crediticias «son una muestra de los sólidos progresos» de Grifols para seguir avanzando en su estrategia sostenible a largo plazo enfocada hacia un mayor crecimiento y rentabilidad.

Estrategias de Inversión