El entorno de activos digitales va tomando más fuerza pese a que las cotizaciones no están pasando por su mejor momento. Desde Belobaba recuerdan que en 2015 esta tecnología era una idea genial que salió en 2009 y que fue desarrollada por técnicos que sabían programar y que entendían ese espacio. “Hoy en 2022, a pesar de que estamos empezando, se puede considerar que es una tecnología establecida, respetada y reconocida que está cogiendo tracción y forma parte de conversaciones de gobiernos y oficinas de asset managers al más alto nivel que no sólo quieren usar lo activos para que inviertan las personas en el presente sino fondear el retiro futuro de sus clientes. Esto eleva a un nivel exponencial la importancia de estos activos”. 

Y es que a nivel profesional el paradigma ha cambiado. En Bit2me asegura que hemos pasado de un entorno en el que no se entendía nada a ver una adopción por parte del inversor institucional y gubernamental que lo convierte en algo que se quedará con nosotros. “Y esto es parte de la era de internet. Al final da igual qué precio tenga Bitcoin, es un peer to peer Exchange que permite enviar dinero al otro lado del mundo sin necesidad de usar bancos. Actúa como vehículo de transacción, no tiene por qué holdearse, y los fieles sabemos que esto no ha cogido la carrerilla que puede coger a futuro”, asegura Gastón. 

Bitcoin ha sido el primero, el más conocido, con mayor capitalización y su función fue romper un paradigma. “Es el que se lleva todos los golpes pero el que va abriendo camino. Bitcoin tiene una función y es ser una unidad de reserva que, con ciertas modificaciones, puede servir como pago. Basado en esta consideración de “reserva” no veo incongruente que entidades centrales que quieren reservar capital usen Bitcoin como una de las herramientas para mantener todo el capital que han acumulado en los últimos años”, reconoce Gómez que cree que lejos de crear un problema (por eso de que los activos de un sistema descentralizado vayan a parar a un sistema centralizado) es una validación. “Si tienes a los Family Offices pensando en poner parte de los activos soberanos de una nación en Bitcoin esto ya es para mí una confirmación de que esto está funcionando”. 

¿Qué está pasando este 2022?  Entramos en el ciclo de construcción 

Llevamos más de un año en mercado bajista en el que se está poniendo en tela de juicio el valor de muchos proyectos. Desde Bit2me creen que estamos en una etapa de “construir” que supone una oportunidad. “El que cree en esta tecnología está metido a la larga. Este mercado bajista, que es cíclico, simplemente está purificando el mercado con la gente que entra por pura especulación o busca hacer un cash rápido. Este año se ha visto una volatilidad que va en línea con los ciclos previos y sabemos que los ciclos alcista como bajistas cada vez se están acortando más y que, con menos riesgos, las recompensas son menores”. 

Los problemas que hemos tenido este año, como el mayor endeudamiento, otras expuestas a otras tecnologías….son  cosas que pueden ocurrir en una tecnología emergente. 
Una situación que no es muy diferente a la del mercado tradicional. “Las acciones que sobreviven a ciclos bajistas y se disparan en ciclos alcistas son aquellos modelos de negocio sobre los que el usuario puede construir. Amazon, Apple o Microsoft, son ejemplos de ello. Los criptoactivos han tomado lo mejor de las mejores acciones que cotizan en el mercado de valores tradicional, permiten la construcción, pero muchos proyectos fallan como ocurre en el mercado”, dice el experto de Belobaba. 

Pero ¿hacia dónde está yendo el mercado de los NFT? ¿Y el Metaverso? Vea la tertulia completa 

Estrategias de Inversión