¿Se consideran una gestora value?

Sí nos consideramos una gestora value, lo que pasa es que el término «value» tiene muchos significados y en España generalmente se asocia a lo que los ingleses denominan «deep value», que es comprar empresas extremadamente baratas, independientemente de la calidad. No lo asociamos a eso, sino a lo que normalmente entienden gestores como Warren Buffett, que representa muy bien la inversión value, que compra empresas de buena calidad a precios aceptables. Y nosotros intentamos seguir su estrategia.

¿Qué tipo de empresas tienen en sus fondos, que requisitos tienen que cumplir para estar en ellos? Vemos que Facebook o Amazon son grandes techs en las que confían…

Nosotros realmente tenemos dos carteras, una de renta fija y otra de renta variable. En la cartera de renta fija compramos deuda de empresas que básicamente paguen un buen cupón y no vayan a quebrar. Y en la cartera de renta variable compramos compañías que tienen una gran calidad y están a precios aceptables. Y definimos calidad principalmente por una variable, que es el retorno sobre el capital. Compramos empresas que tienen alto retorno sobre el capital, porque eso es indicativo de negocios bien gestionados, tienen fuertes barreras de entrada, tienen marcas potentes y elementos que hacen que nuestras rentabilidades a largo plazo como inversores y accionistas sean atractivas.

Si le digo Europa vs EEUU… ¿con los activos de qué geografía se queda y por qué?

Me quedo con EEUU en general, porque al cabo de los años vas viendo que las empresas en EEUU son negocios muy interesantes. Llevo en el mundo de la inversión 25 años y empecé siendo un inversor español y europeo, que desconocía el mercado americano, y a lo largo de los años me he dado cuenta que el mercado americano es mucho mejor. De hecho, nosotros cambiamos nuestras carteras, que eran europeas hace tres años, a mediados de 2019, y las carteras de renta variable las hicimos globales. En el mercado americano hay negocios únicos en el mundo, de hecho, las grandes empresas tecnológicas están en EEUU. Habitualmente se dice que el mercado americano está muy caro pero es que no se llega a entender el tipo de empresas que hay, la calidad de los negocios, los crecimientos que hay, los monopolios y oligopolios que hay en EEUU comparado con Europa, etc. Si solo pudiera invertir en un mercado, yo como inversor de renta variable a largo plazo me quedaría como el mercado americano. 

¿Qué sectores son los más relevantes para tener en cartera en estos momentos en el que el fantasma de una inflación mucho más elevada pesa en el día a día de los mercados?

Si hablamos de la inflación, aunque los bancos centrales digan que es algo transitorio puede que no lo sea. Suponiendo que la inflación se descontrole y suba mucho, habría que estar en sectores que puedan trasladar los precios a los clientes, por un lado, y sectores que no sean intensivos en capital, por otro. En el caso de la primer premisa, se explica porque si eres, por ejemplo, una constructora el mercado está muy fragmentado (si subes el precio, como hay muchas empresas que construyen, puedes perder al cliente porque siempre habrá alguna que esté dispuesta a construir más barato) y es difícil que puedas trasladar las subidas de precios a los clientes, a medio plazo acabarás haciéndolo después de muchas peleas pero costará; sin embargo, yo, como como constructor, sí que sufro el impacto de la subida de precios en salarios, materias primas y demás. Con ello, sectores como la construcción, industriales, etc, son sectores peligrosos con inflación alta. Mientras, el de lujo es un sector en el que es fácilmente trasladable la subida de precios al cliente final. Lo mismo ocurre en tecnología: por ejemplo, las aplicaciones de Microsoft que utilizamos diariamente, en primer lugar, la inflación le afecta moderadamente, mucho menos que a otros sectores, porque tiene márgenes altos, y segundo si en mi empresa tengo que pagar 30 euros más al año, por ejemplo, por tener todas las apps de Microsoft, no voy a dejar de usarlas porque no tengo alternativa. Con lo cual los sectores interesantes en períodos de inflación son aquellos en los que puedo trasladar a los clientes finales el precio, y que normalmente son empresas que tienen grandes barreras de entrada y una posición muy fuerte frente a los clientes como pueden ser sector de lujo o el de software.

Respecto a la segunda razón, tal y como explicaba Warren Buffett, los negocios que son intensivos en capital sufren más la inflación a largo plazo: si tengo que invertir mucho capital para hacer que mi negocio funcione, si la inflación sube mucho mis inversiones se multiplican (tengo que renovar toda mi estructura e inmovilizado y tengo que invertir muchísimo dinero), con lo cual la inflación me sacude especialmente. Sin embargo, en sectores como el software, donde la inversión en capital es muy pequeña, si hay una inflación alta lo que tengo que hacer es trasladar la subida de precios a los clientes.

En definitiva, empresas de sectores como la tecnología -que tienen un retorno del capital alto-, lujo o empresas oligopolísticas se ven mucho más defendidas en un momento de inflación.

Además de las acciones, Buy&Hold trabaja otros dos productos: renta fija y flexible. ¿Cómo vendemos en este momento la renta fija? ¿Dónde podemos encontrar valor?

La renta fija es un universo enorme y decir que la renta fija no da nada es una afirmación genérica un poco ridícula. Si en renta variable hay 30.000 ó 40.000 acciones cotizadas en todo el mundo, en renta fija puede hacer haber diez veces esa cantidad. Es enorme. Dentro de la renta fija, tienes la deuda pública de países desarrollados como EEUU y Europa, donde efectivamente las rentabilidades son negativas o cercanas a cero, cuando son países que tienen mucha deuda. Es una mala inversión. Si suben los tipos de interés vas a perder mucho dinero en renta fija. Por ello, si hablamos de renta fija entendiendo deuda pública de países desarrollados ahora mismo es prácticamente imposible encontrar algo que sea rentable. Sin embargo, tienes renta fija emergente, corporativa y pública, renta fija corporativa no pública y ahí tienes de todo; por ejemplo empresas relacionadas con el sector de los hidrocarburos y la energía pueden dar rentabilidades altas, los bancos pueden dar rentabilidades aceptables… Entonces hay que seleccionar y hacer stock picking, es decir, ir caso por caso, seleccionando empresa por empresa, y prácticamente en cualquier escenario se puede encontrar una estrategia de inversión que pueda dar una rentabilidad aceptable.

Nuestro fondo de renta fija tiene una rentabilidad del 4,74% este año, cuando gran parte de los fondos de renta fija están en rentabilidades negativas. Pero hay que seleccionar. Si hubiéramos comprado deuda pública española, francesa o europea tendríamos rentabilidades negativas este año.

A esto hay que añadir un plan de pensiones, B&H Jubilación. ¿En qué consiste y cuáles son sus objetivos en esta modalidad?

Es un plan de pensiones de renta variable mixta. Puede invertir un máximo de un 75% de renta variable y un 25% en renta fija. Es un plan que es el número uno de su categoría y tiene una rentabilidad en el año del 19%. Es un plan en el que todos los accionistas de Buy and Hold y muchos empleados invertimos todos nuestros ahorros y el de nuestras familias. Siendo un plan mixto lleva una rentabilidad muy buena. Al final, las mismas estrategias de inversión que utilizamos en nuestros fondos de inversión, tanto de renta fija, mixta y variable, las usamos en el plan de pensiones. Es decir, en la parte de renta variable tenemos la misma cartera que tenemos en el fondo de renta variable y la de renta fija es una cartera seleccionada con los 6 u 8 bonos que nos parecen más interesantes.