¿La fuerte caída experimentada por el precio del petróleo esta semana nos está anticipando que la economía de Estados Unidos y global va a ir a una recesión? Según José Luis Cava, la inflación estaba retrocediendo tímidamente a un ritmo lento y vemos que las tasas de crecimiento se ralentizan, ya que la economía de Estados Unidos creció en el último trimestre al 1,3%. 

Ayer se publicaron datos del mercado laboral, concretamente el número de puestos vacantes ofrecidos por las empresas estadounidenses, y estuvo por debajo de lo esperado. Y el ratio vacantes/número de empleados se sitúa en torno al 1,2, niveles de 2019. “Lo que deduzco de este dato es que la situación en este aspecto se está normalizando”. 

¿Podemos deducir de este dato que se está produciendo un deterioro inesperado del mercado laboral? “Pues no. Entonces, si no hay un deterioro inesperado del mercado laboral, la Fed no va a bajar los tipos de interés en la próxima reunión”. Ahora, expone el analista, el mercado está descontando un recorte de tipos de interés entre septiembre y noviembre.

También se fija en la rentabilidad de las notas a dos años, que sigue dentro del movimiento lateral. “Por lo tanto, la conclusión a la que yo llego es que la caída del precio del petróleo no está anticipando una caída en recesión, sino que se debe a otros factores”, como a la estructura interna de las posiciones que tienen en los mercados de futuro sobre el petróleo los participantes en dichos mercados. 

En cuanto al S&P 500, el experto señala que se resiste a perforar el soporte de la zona 5.250-5.200 y, por tanto, debemos considerar que la tendencia a corto plazo sigue siendo alcista. 

Y finalmente, el Bitcoin subió ayer y está subiendo en la sesión de hoy, con la resistencia en 72.000. “Si tiene fuerza, tiene que romper el 72.000 con alegría. Mientras tanto, predisposición alcista a muy corto plazo, pero para los inversores a medio largo plazo en el Bitcoin, sería conveniente que superara la resistencia del 72.000, para a continuación ver cómo se comporta y ahí volver a abrir posiciones largas con una visión de medio y largo plazo”. 

Estrategias de Inversión