Los mercados cotizan los resultados empresariales. Pero, sin duda, han sido las cifras del banco regional estadounidense First Republic Bank y el resurgimiento del temor a una crisis bancaria los que más han pesado en los números rojos de los mercados en las últimas sesiones. ¿Qué niveles son claves seguir en Wall Street?

En primer lugar, es importante señala que Refinitiv Data prevé un descenso del 3,2% de los beneficios del SP&500 en el primer trimestre de 2023, lo que es buena noticia porque son mejores datos que los de las estimaciones que se hicieron el 1 de abril, que preveían una caída del 5,1% en promedio. Por tanto, todo apunta a que sean mejor de lo esperado y a que los anuncios de expectativas de beneficios y las desviaciones de las mismas, que es lo que mueve las acciones y no tanto los beneficios en sí mismos, puedan dar al final buenas noticias. En cuanto a la situación del First Bank, este banco está al borde de la quiebra y ha tenido unas caídas fortísimas, que han puesto nerviosa a la banca en general en los Estados Unidos. Pero no hay que olvidar que, aunque haya una cierta relación entre unos bancos y otros, la banca americana no es igual a la de Europa. En cuanto a los índices en Estados Unidos, como nivel de referencia importante, lo que interesaría es que de aquí al 3 de mayo, día en el que se reúne la Reserva Federal y se conozca la subida de tipos de 25 puntos básicos que espera el mercado y se produzca la rueda de prensa posterior, es que tanto las tecnológicas, en el caso del NASDAQ supere la zona de 13.190, que rompa la alza, y que acompañen en esa rotura la alza tanto el S&P 500 superando  los 4.195 – 4.200 puntos y el DOW JONES Ind Average por su parte supere los 34.725 puntos. Si esto se produjera, podríamos ver una reacción al alza interesante y dejar atrás estos temores que en principio tenemos. Pero está todavía todo pendiente de lo que pueda suceder en la próxima reunión de la Fed.

Las bolsas del Viejo Continente también se están viendo castigadas, aunque en menor medida, por el efecto reflejo de este temor. Sin embargo, es una realidad que en este 2023 la evolución que ha experimentado la renta variable europea frente a la de EEUU ha sido mejor. De hecho, son muchos los índices europeos que están rozando máximos. ¿Creen que el rally está agotado en el mercado de Europa?

Las bolsas europeas están muchísimo más condicionadas por la evolución del sector bancario, y más aún la bolsa española si la medimos por el IBEX 35. Si los bancos españoles no van bien, el Ibex tiene muy pocas expectativas de poder avanzar.  En Europa tenemos también la crisis (diferente a la de Estados Unidos) que se produjo con Credit Suisse y que «endosaron» a UBS; es decir, el rescate de emergencia de UBS ha supuesto trasladarle, de momento, los problemas inmobiliarios que tenía Credit Suisse y, además, UBS ha publicado unos resultados malos. Tampoco se interpretaron bien los resultados del Banco Santander. Por el contrario, el jueves pasado, BBVA dio buenas cifras. Por ello, la situación de los gráficos en Europa es muy diferente a la de Estados Unidos. Está en zona de máximos históricos. Por ejemplo, el EURO STOXX 50 ha llegado al máximo histórico; por su parte, al DAX aún le queda un tramo para alcanzar dicho nivel. Pero lo que es importante es la evolución de los sectores bancarios en Europa, ya que si no superan la zona de 119,73, el SX7E y el SX7R la zona de 473, realmente vemos muy difícil lo que se formará, que es una divergencia bajista. Esto no quiere decir que los mercados se vayan a caer, pero es probable que cedan o al menos se lateralicen. Lo que es importante es que tanto los sectores bancarios como los principales índices europeos rompan esos niveles. En el caso del DAX sería 16.290 y en el caso del Euro Stoxx sería los 4.416 puntos que tiene como máximo. La clave va a estar aquí y en lo que suceda en las reuniones de los Bancos Centrales y las ruedas de prensa posteriores.

Respecto a las caídas comentadas en estas últimas sesiones, principalmente en el sector financiero, y teniendo en cuenta las reuniones de la próxima semana del BCE y la Fed, ¿deberían ser aprovechadas para entrar? ¿Algún valor concreto que destacar?

Todo va a depender no solo de la decisión de subida de tipos que se espera sea de 25 puntos básicos (de hecho, los futuros sobre fondos federales descuentan una probabilidad del 75,1% de que suban un 0,25%, aunque hace unos días estaba un poco por encima del 82%) y también del mensaje que se transmita en la posterior rueda de prensa de Powell. Tras la publicación de tipos nunca se sabe qué es lo que van a hacer los mercados y los mensajes de la Fed son siempre un arma de doble filo, por lo que hay que ver qué es lo que pasa después y cómo lo interpreta el mercado. En este sentido, un mensaje dovish que suponga el fin de la subida de tipos puede interpretarse por el mercado como algo bueno para las tecnológicas, que empiezan a subir y tiran del mercado por su alta ponderación en los índices, o por el contrario puede interpretarse que desde la Fed ya han roto demasiadas cosas y el pesimismo lleva a caídas en las bolsas. Por otra parte, un mensaje hawkish podría tener también una doble interpretación: que la economía sigue fuerte, seguirá subiendo la inflación y continuará la política monetaria duda dura y, por tanto, tanto las tecnológicas podían verse perjudicadas, o todo lo contrario. Lo aconsejable en estos momentos es esperar a ver qué sucede tras la reunión y acompañar, es decir, seguir lo que haga el mercado porque anticiparnos es echar una moneda al aire para ver si sale cara o cruz y esa no es la mejor manera de trabajar.

En el mercado de las materias primas, el soñado nivel de 100 dólares que algunos analistas pronosticaban para el crudo queda otra vez más lejos. ¿Cuál es el análisis técnico del crudo a corto plazo?

Señalar que es un nivel soñado por los países productores de la OPEP, por los gobiernos, en definitiva, por aquellos que tienen ese tipo de interés. Más allá de este comentario, lo que indica que los precios del crudo bajen, salvo claro en cumplimiento de las reducciones de producción por parte de los productores de petróleo, que es muy habitual, lo que se puede interpretar es que vamos hacia una ralentización de las economías mundiales. Los precios reales del petróleo en este caso se han visto presionados precisamente por las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento y el aumento de las tasas de interés. La caída que se puede apreciar claramente es acorde con esta preocupación y consistente con una recesión cíclica significativa. En estos momentos el petróleo se está moviendo en un amplio lateral bajista que sitúa el precio en estos momentos entre el 83,70 y los 70,71. Los niveles a vigilar son en primer lugar la zona de soporte que tiene en torno a los 71 dólares, ya que si los perdiera incluso podríamos volver a ver una caída que llevara el precio del crudo hacia los 65 o 62, que es una zona de soporte muy fuerte. Si se iniciara un tramo al alza, tenemos que considerar la parte alta del lateral comentado es una zona de resistencias muy importante que le podría costar superar.

Estrategias de Inversión