El sector bancario en general acumula una importante caída en lo que llevamos de año, pero también está purgando los excesos que nos dejaba años anteriores.

Por el momento, BBVA, dentro de los bancos, es el que técnicamente todavía se está cerrando a la posibilidad de una recuperación, porque está en la base del gran canal de consolidación del tramo de subida previo y a nivel de retrocesos por Fibonacci se está intentando aferrar al 50%.

La zona de los 4 euros es una zona de soporte importante para BBVA, que en su momento supuso el inicio de las caídas en marzo de 2020. ¿Significa que si no la mantiene va a desplomarse? No necesariamente. Tendría otra zona de referencia alrededor de los 3,65 o 3,70, pero en el muy corto plazo sería muy importante que se mantuviera por encima. 

Lo que no me gusta es lo que está haciendo el estocástico, porque también es cierto que el haber salido de sobreventa tendría que haber dado alas a BBVA para una reacción alcista más sostenida, porque ahora sí corre el riesgo de que se vuelve a girar a la baja y ver caídas adicionales. Vamos a ver los resultados de este viernes y cómo los interpreta el mercado.

En cualquier caso, en BBVa toda recuperación pasaría por recuperar los 4,50, sino el riesgo de caídas permanece vigente.

Estrategias de Inversión