Ibex

El IBEX 35 termina el día con caídas del 1,29% en los 7.261 puntos, por debajo de mínimos anuales. Acciona Energías Renovables es la que más cae, un 4,66%, Cellnex se deja un 4,46% y Melia Hotels un 3,60%. En verde, Laboratorios Rovi sube un 2,86%, Indra un 0,58% y CaixaBank un 0,42%. 

Dentro del Mercado Continuo, Grupo Ezentis sube más de un 9% y Nextil (Dogi) se anota más de un 4%. En rojo, OPDEnergy cae más de un 10%. 

En el resto de Europa, el DAX se deja un 0,37%, el CAC 40 un 0,25% y el EURO STOXX 50 pierde un 0,22%. 

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, señaló el miércoles que el alza de las tasas de interés es la herramienta más adecuada para luchar contra la inflación galopante en la zona del euro, incluso en el marco de un debate sobre la eliminación del exceso de liquidez.

«La tasa de interés tradicional (…) en las circunstancias actuales es lo más eficaz, lo más apropiado y, en base a la evaluación de proporcionalidad que realizamos al elegir de la caja de herramientas, es lo que realmente funciona mejor», dijo Lagarde en un evento en Washington.

En EEUU, el índice de precios de la producción (IPP), ha quedado por encima de lo esperado, al situarse en tasa anual en el 8,5%. Es una décima por encima de las previsiones, pero por debajo del 8,7% del mes previo. El dato mensual alcanza el 0,4%, desde el -0, 2% anterior y el 0,2% esperado. Mañana se conoce el IPC de septiembre, que se espera que se modere en dos décimas con respecto al 8,3% marcado en agosto. 

“Cualquier lectura “mejor” de lo esperado por los analistas entendemos que será muy bien recibida por los mercados de valores europeos y estadounidenses, mercados cuyo elevado nivel de sobreventa creemos que facilitaría en este caso un rebote generalizado”, apuntan desde Link Securities. En sentido contrario, unas lecturas por encima de lo esperado serán un duro golpe para los inversores y provocarán nuevos descensos en estas bolsas. 

A esta hora, los índices de Wall Street cotizan ya en verde, pese a comenzar la sesión en negativo. El DOW JONES Ind Average sube un 0,47% en los 29.376,38 puntos, el S&P 500 se anota un 0,21% hasta los 3.596,80 y el NASDAQ 100 sube un 0,31% en las 10.824,81 unidades.

Esta tarde, ya con las bolsas europeas cerradas, se publicarán en EEUU las actas de la reunión de septiembre del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, el FOMC. No se esperan sorpresas, la Fed seguirá su plan de situar sus tasas de interés de referencia a niveles restrictivos para la economía, probablemente cercanos al 4,5%, y mantenerlos a ese nivel hasta que la inflación dé síntomas inequívocos de que se está moderando y dirigiendo al objetivo del 2%. 

Está por ver el “daño” que en el crecimiento económico estadounidense, mientras cada vez más analistas piensan que la Fed no será capaz de lograr un “aterrizaje suave” de la economía de EEUU y esperan una nueva recesión a mediados del año que viene. 

“Es posible que las actas de la Reserva Federal no ayuden a los inversores, ya que los comentarios han quedado obsoletos y los responsables de la política monetaria parecen unificados en su objetivo de derrotar a la inflación. Incluso una buena cifra del IPC mañana puede hacer poco para cambiar eso a corto plazo”, apunta Craig Erlam, analista de mercado sénior, Reino Unido y EMEA, OANDA.

El FMI, que rebajaba previsiones para la economía mundial en la última sesión, subrayaba hoy la necesidad de una «reestructuración ordenada» de la deuda. Los crecientes niveles de deuda y las presiones fiscales ponen de manifiesto la urgencia de realizar más esfuerzos de «reestructuración ordenada» y alivio de la deuda para situar a los países de bajos ingresos en una senda más sostenible, dijo este miércoles el jefe fiscal del Fondo Monetario Internacional.

El Director de Asuntos Fiscales, Vitor Gaspar, dijo a periodistas que la situación que enfrentan los países de bajos ingresos se ve agravada por las crisis alimentarias y energéticas y los desastres climáticos.

«El aumento de la pobreza extrema y la inseguridad alimentaria, que comenzó antes de la pandemia, debe ser abordado a nivel mundial mediante un amplio conjunto de iniciativas», dijo Gaspar.

Mientras, el foco sigue puesto también en las turbulencias en Reino Unido. Una nueva ley de servicios financieros no debería obstaculizar la capacidad de la Autoridad de Conducta Financiera para actuar con rapidez ni socavar su independencia, según dijo este miércoles el presidente en funciones del organismo de control.

El ministro de Servicios Financieros, Andrew Griffith, dijo el martes que no interferiría en la independencia operativa de la FCA y el Banco de Inglaterra, pero que propondría un «valor de seguridad» para permitir la intervención del Ministerio de Finanzas si hay un interés público significativo.

La primera ministra, Liz Truss, ha prometido «liberar» al sector financiero de la City de Londres con un paquete llamado «Big Bang 2.0» que incluye cambios más radicales en áreas como los seguros, donde los reguladores han mostrado cierta reticencia.

La libra tocó un mínimo de 13 días durante la pasada noche, después de que el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, dijo que los fondos de pensiones y otros inversores afectados por el aumento del rendimiento de los bonos británicos tenían sólo tres días para solucionar sus problemas antes de que la entidad pusiera fin a su plan de compra de bonos de emergencia. 

Por su parte, el Banco de Inglaterra reiteró el miércoles que su programa de compras temporales de deuda pública británica finalizará el 14 de octubre. «Como el Banco ha dejado claro desde el principio, sus compras temporales y específicas de ‘gilts’ (títulos de deuda pública británica) terminarán el 14 de octubre», dijo un portavoz del Banco de Inglaterra en un comunicado enviado por correo electrónico.

Hoy se ha publicado además que la economía británica se contrajo un 0,3% en agosto con respecto a julio, afectada por la debilidad del sector manufacturero y por los trabajos de mantenimiento que frenaron el sector del petróleo y el gas, mostraron el miércoles datos oficiales. Un sondeo de Reuters entre economistas había apuntado a un crecimiento nulo en agosto.

Otro foco de preocupación para el mercado es la ralentización del gigante asiático, ya que China persistirá en sus políticas de COVID-19 para protegerse de las nuevas cepas de coronavirus y de los riesgos que conllevan, según advirtió el periódico oficial del Partido Comunista chino en un comentario por tercer día consecutivo, echando por tierra las esperanzas de cualquier relajación a corto plazo.

A nivel empresarial, hoy ha publicado sus cuentas trimestrales la multinacional Pepsico. Tras ganar más de lo esperado, ha elevado previsiones. La empresa dijo que espera que los ingresos orgánicos de 2022 aumenten un 12%, frente a la previsión anterior de un aumento del 10%. PepsiCo ha elevado también sus expectativas de ingresos en abril y julio y espera ahora unas ganancias por acción en moneda constante para el año fiscal 2022 de unos 6,73 dólares, frente a su previsión anterior de 6,63 dólares. Los ingresos netos de la empresa aumentaron alrededor de un 9%, a 21.970 millones de dólares, en el tercer trimestre que finalizó el 3 de septiembre, superando las estimaciones de los analistas de 20.840 millones de dólares, según los datos de IBES de Refinitiv. Subía casi un 3% en la apertura.

El jueves lo harán Delta Air Lines, Domino’s Pizza y Walgreens Boots Alliance, compañías todas ellas de gran relevancia en sus sectores de actividad. Y el plato fuerte llega el viernes, con las cifras de cuatro grandes bancos estadounidenses: JPMorgan Chase, Morgan Stanley, Citigroup y Wells Fargo.

La crisis energética también está alargando su impacto a nivel mundial, aunque Europa se ve más perjudicada. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió el martes que «habrá consecuencias» en las relaciones del país con Arabia Saudita después de que la OPEP+ anunciara la semana pasada que reduciría la producción de petróleo a pesar de las objeciones de Washington.

Los comentarios de Biden se dan un día después de que el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez, pidiera congelar la cooperación con Riad, incluida la mayoría de las ventas de armas, acusando al reino de ayudar a financiar la guerra de Rusia en Ucrania tras el anuncio de la OPEP+.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que se llevaría a cabo una revisión de la política, pero no dio ningún calendario ni información sobre quién dirigiría la reevaluación. Estados Unidos seguirá de cerca la situación «durante las próximas semanas y meses», señaló.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha asegurado hoy que sus acciones en el marco de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, liderados por Rusia, que juntos forman el grupo conocido como OPEP+, no van encaminadas «contra nadie».

A esta hora, los futuros del Brent caen un 1,92% en los 92,45 dólares y los del West Texas ceden un 2,29% en los 87,31 dólares el barril. 

Estrategias de Inversión