¿Se recuperarán los títulos de Intel en Wall Street?

Avanzaba Intel tras una presentación de resultados, pero la buena tendencia se ha quebrado en una segunda lectura sobre el valor, aunque no se esperaba mucho de ellas. Y es que sus ganancias por acción, por poner un ejemplo, cayeron nada menos que un 133% y los ingresos perdieron un 36% en tasa interanual. Cifras que deberían haber marcado una debacle en el valor pero que no lo hicieron, aunque ahora se están desatando. Lo cierto es que la inflación y sus mejores cifras podrían cambiar esa expectativa.  

Se esperaba tan poco de los resultados de su primer trimestre fiscal que algunos datos mixtos mejoraron el panorama. De este modo, la pérdida por título fue de 4 centavos frente a los 15 que presagiaba Wall Street y los ingresos superaron también expectativas: 11.700 millones frente a los 11.040 pronosticados.

Intel resultadosIntel resultados

A pesar de todo se trata además del quinto trimestre consecutivo en el que Intel presenta una caída de ventas a los inversores y analistas de la bolsa americana y el segundo consecutivo en el que evidencia pérdidas, además las mayores en solo un trimestre que superaban los peores días de 2017.

Intel pretende ahora poner en valor en el resto del año y en los siguientes la expectativa presentada hace tres años por su consejero delegado, Pat Gelsinger: no solo fabricar chips sino convertir sus plantas en fábricas para otras empresas, de forma que, en 2026 pueda igualarse a la taiwanesa TSMC y competir de tú a tú con trabajos hechos ad hoc, como los que se produce para los iPhone de Apple

De momento, siguen en esa línea, pero se enfrentan a problemas muy importantes como la caída de las ventas de PC del 30% en el primer trimestre, en un sector altamente deprimido en la actualidad tras el boom de compras en lo peor de la pandemia. Y hablamos del núcleo duro de su negocio, que se encarga de fabricar la mayoría de los chips de Windows.

De momento, para el segundo trimestre, la compañía, en sus guías, espera implementar pérdidas también de 4 centavos por acción, mientras que espera ingresar más, del orden de los 12.000 millones de dólares. Además, seguirá trabajando en los recortes de gastos, con despidos incluidos de hasta el 20% en sus divisiones de computación de clientes y de centros de datos. La idea es ahorrar en 2023 unos 3.000 millones de dólares y hasta 10.000 millones para 2025.

En su gráfica de cotización vemos que el valor se ha dado la vuelta en una semana que estaba siendo positiva para su desempeño. De momento recorta un 1,8% en la semana, con caídas que ya alcanzan en el último mes el 6%. En el trimestre se mantiene en positivo, con avances del 6,6% y, en lo que va de año los títulos de Intel ganan cerca de un 14%.

Intel cotización anual del valor Intel cotización anual del valor

Respecto de los analistas, tras los resultados desde Barclays mantienen en “igual que el mercado” su recomendación, pero elevan su precio objetivo hasta los 30 dólares desde los 27 anteriores. Más si cabe mejoran desde Wells Fargo, que optan por mantener el valor en cartera con un PO de 32 dólares desde los 26 precedentes. En el caso de Neeham, también mantienen su consejo, que es de compra sobre las acciones de Intel con precio objetivo de 36 dólares desde los 32 precedentes.

En cuanto a la media que recoge TipRanks vemos que de los 27 analistas que siguen el valor, 5 optan por comprar, 18 por mantener y 4 por vencer, con precio objetivo medio de 30,85 dólares y escaso margen del 2,5% de potencial en Wall Street.

Intel recomendaciones y precio objetivo del valor Intel recomendaciones y precio objetivo del valor

Más recomendaciones, mantienen en Truist con 32 dólares de PO desde los 29 precedentes, bajan su consejo en Citigroup que se mantiene neutral ante sus acciones con PO de 29,5 dólares desde los 32 anteriores y en Goldman Sachs optan por vender, aunque mejoran su precio objetivo hasta los 27 dólares por acción de Intel.

Según los indicadores de Fuerza Premium Intel pasa de neutral a débil desde el pasado 5 de mayo, con un medio plazo que se califica de muy débil y un largo plazo fuerte para el valor, con operativa que se basa en la búsqueda de figuras de vuelta alcista y bajo el riesgo de perforación de soportes secundarios.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión