Con la mayoría de los índices de renta variable rondando nuevos máximos históricos, los inversores se cuestionan qué podría salir mal en los próximos meses y hacer que las bolsas, más allá de un «merecido descanso», se tambaleen con fuerza y borren de un plumazo la tendencia alcista que lleva instalada en los mercados desde octubre del año pasado.

De momento, los números no hacen presagiar debacle alguna en la renta variable europea… Los tres primeros meses de 2024 han sido de récord, con ganancias del 12,4% para el EURO STOXX 50, del 10,4% para el DAX alemán, del 8,8% en el caso del CAC 40 francés y de una bolsa de Londres que ha repuntado un 2,8%. Para nuestro IBEX 35, el cierre del primer trimestre ha sido histórico, al superar la barrera de los 11.000 puntos y registrar alzas del 9,6%, su mayor subida trimestral en siete años.

En cuanto al estreno del nuevo mes y trimestre, la sesión del pasado martes, 2 de abril, arrancaba en Europa con una nota positiva, para cerrar a la baja pero sin dramas, con restas de entre el 1,2% y 0,3% en los principales índices del Viejo Continente.

El optimismo sigue pesando en Europa… pero con una llamada a la prudencia

Y es que el optimismo sigue pesando a pesar de todo. «Ese amplio estado de ánimo optimista que levantó a las acciones de forma bastante impresionante durante el primer trimestre parece mantenerse a medida que arrancamos el segundo trimestre», afirmaba Fiona Cincotta, analista senior de mercados de City Index.

Con todo, la prudencia debe ser el mantra de inversión. Y ahora más que nunca. «Los mercados europeos enfrentan un escenario desafiante, con influencias tanto internas como externas que contribuyen a la volatilidad y la falta de dirección clara. Los inversores deben estar atentos a los desarrollos económicos y geopolíticos globales mientras evalúan estrategias para gestionar el riesgo en este entorno incierto», señala Sergio Avila, analista de IG España.

Los conflictos geopolíticos, un aumento de los impagos, un pinchazo de las tecnológicas, un sistema bancario menos sólido y, sobre todo, un repunte importante de la inflación son algunos de los «cisnes negros» que podrían dar al traste con esta senda alcista del equity. Aunque, de momento, no hay visos de alarma. «Creemos que la inflación, tanto en Europa como en EEUU, seguirá moderándose en los próximos meses, lo que permitirá a los bancos centrales, no antes del mes de junio, comenzar a bajar sus tasas oficiales, aunque entendemos que no lo harán de forma lineal, y que tardarán su tiempo hasta situarlos en niveles neutrales. Además, todo parece indicar que las grandes economías desarrolladas, especialmente las europeas, comenzarán a recuperarse en los próximos meses», explica Juan J. Fdez-Figares de Link Securuties.

Este escenario es positivo para el comportamiento de la renta variable. «Es por ello que, aunque no descartamos algunos nuevos recortes en las bolsas europeas y estadounidenses, dado el elevado nivel de sobrecompra que presentan los índices y muchos valores, creemos que, de producirse, por el momento serán moderados y consecuencia, principalmente, de la toma de beneficios por parte de los inversores», añade.

Una opinión que comparte el analista Roberto Moro, al señalar que «aunque en algún momento va a suceder que los índices empiecen a corregir y lo hagan de manera fuerte, hoy por hoy no tenemos ninguna pista de que eso vaya a estar sucediendo o vaya a suceder próximamente». Con todo, «a día de hoy, trataría de reprimir un poco esta euforia compradora que traemos desde hace tiempo, porque veo a los índices americanos algo nerviosos; no peligrosos, pero sí nerviosos», añade Moro.

Soportes clave para evitar peligros

Respecto a los soportes clave que podrían darnos señales de que las cosas podrían empezar a cambiar, «el Ibex 35 tiene el primer soporte relativamente interesante en la zona de 10.700; no es muy contundente, pero su pérdida probablemente coincidiría también con pérdidas de soportes en el resto de índices europeos», apunta Roberto Moro. Pero, de momento, «seguimos con buenas sensaciones en el Ibex, sobre todo como consecuencia de un índice sectorial bancario europeo que sigue de lujo, algo de lo que obviamente se está beneficiando el selectivo español», en el que la pondera la banca. 

«En el DAX el nivel por debajo del cual las cosas se pueden complicar queda demasiado lejos porque es la zona de 17.000; en el corto plazo estaría pendiente también de los 18.000 porque su pérdida probablemente va a coincidir con pérdidas en el S&P500 de los 5.175 o en el NASDAQ 100 en la zona de 17.800. En el Euro Stoxx la clave estaría en la pérdida de niveles de 4.970; y el CAC 40 ya está en ese soporte, que es la zona de 8.130, y el siguiente lo encontraríamos en el entorno del 7.910″. 

No obstante, «estamos hablando de movimientos que, de momento, sólo suponen una alteración del escenario de corto plazo, pero nada que nos haga alimentar la certeza o la sensación de que esto tiene que seguir cayendo», concluye Moro.

TE INTERESA PARA INVERTIR

Descubre los valores con tendencia alcista y con mejores fundamentales para invertir 

Nuestro equipo de análisis sigue los mercados en tiempo real y realiza carteras de inversión (tendenciales y de fondos de inversión) , análisis , informes independientes y herramientas para que los inversores inviertan con información y análisis profesional.

Descubrelo en la zona premium

En estrategias de Inversión llevamos más de 19 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión