Schroders y Conservation International han anunciado una asociación pionera para acelerar la inversión en soluciones climáticas naturales en el sudeste asiático. A raíz de este acuerdo se ha creado Akaria Natural Capital, uno de los primeros gestores de inversiones de impacto en capital natural de Singapur.

Akaria Natural Capital destinará inicialmente su capital a una serie de 15 a 20 proyectos de soluciones climáticas naturales de alta calidad en el sudeste asiático durante los primeros cinco años. Tiene previsto gestionar una serie de fondos que inviertan en proyectos de soluciones de capital natural en la región y solicitará una licencia de gestión de fondos a la Autoridad Monetaria de Singapur. El objetivo de estos proyectos será obtener rentabilidad a largo plazo y beneficios medioambientales, además de generar un impacto positivo en las comunidades locales.   

Esto se alinea con el interés de los clientes de Schroders, que se preocupan cada vez más por maximizar el impacto, al tiempo que se benefician de una sólida rentabilidad. La inversión de impacto se considera ahora uno de los pilares clave de la inversión sostenible, junto con la integración y la selección positiva, según el Estudio de Inversores Institucionales 2022 de Schroders.

Esta asociación también pretende contribuir a comprender mejor cómo asignar el capital hacia la naturaleza y apoyar el desarrollo de un mercado de inversión en capital natural.

La naturaleza en si misma podría representar más del 30% de la acción climática necesaria para evitar los peores efectos del cambio climático, según Conservation International. Sin embargo, las soluciones climáticas naturales reciben actualmente menos del 3% de toda la financiación climática mundial. Las soluciones climáticas naturales también proporcionan una serie de beneficios adicionales más allá de la captura y el almacenamiento de carbono, como la filtración de agua dulce o el suministro de aire respirable.

Akaria Natural Capital estará dirigida por Gary Addison, como CEO, y Simon Chadwick, como CIO de Impacto, ambos con amplia experiencia en inversiones de capital privado y que han participado activamente en su creación como cofundadores.

Este acuerdo forma parte de un importante enfoque más amplio de Schroders en la inversión en capital natural. El año pasado, Schroders anunció una asociación estratégica con Natural Capital Research (NCR), junto con Oxford Sciences Innovation (OSI).

En la cumbre climática de la ONU COP26 del año pasado, Schroders anunció que se había unido a la Alianza de Inversión en Capital Natural (NCIA por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es acelerar el capital natural como tema de inversión clave. La presidenta de Schroders, Dame Elizabeth Corley, expuso el compromiso de Schroders con la inversión en capital natural como parte de un influyente discurso en el evento de líderes de la COP26 Acción sobre bosques y uso de la tierra. Schroders se convirtió en una de las más de 30 instituciones financieras líderes en comprometerse a abordar la deforestación motivada por la agricultura y las materias primas. Asimismo, ha convertido el capital natural y la biodiversidad en una prioridad para el compromiso activo con las empresas como parte de su hoja de ruta del ejercicio de la propiedad activa, Schroders Engagement Blueprint. 

Peter Harrison, director general del Grupo Schroders, comentó:  «Se necesita acelerar las inversiones a gran escala para detener e invertir la pérdida de naturaleza. Las soluciones basadas en la naturaleza deberían formar parte de la solución para afrontar el cambio climático, y pueden ser muy rentables. Sin embargo, la clave está en los detalles: deben ser de alta calidad y situar a las comunidades locales y a sus habitantes en el centro de cualquier acción. Por eso trabajamos con Conservation International, para hacerlo bien. Nuestra ambición es grande: queremos aprovechar el poder de la inversión para acelerar un futuro positivo para la naturaleza, creando oportunidades de impacto más allá de los beneficios».

Dr. M. Sanjayan, director ejecutivo de Conservation International, comentó: «Cuando invertimos en la salud de los ecosistemas vitales de nuestro planeta, no sólo mantenemos bajo tierra el carbono que calienta el planeta, sino que también protegemos a las especies en peligro, apoyamos los medios de subsistencia y la calidad de vida de las comunidades rurales, mejoramos la seguridad alimentaria, del agua y de los recursos, y reducimos el riesgo de propagación de enfermedades. Las soluciones basadas en la naturaleza son excepcionalmente prometedoras, pero hará falta una inversión sostenida para liberar ese potencial a gran escala. Esta iniciativa envía un poderoso mensaje al sector de los servicios financieros. Generar beneficios saludables, proteger la naturaleza y apoyar el desarrollo de las comunidades no tienen por qué ser objetivos mutuamente excluyentes. Estamos agradecidos a Schroders por su compromiso con la construcción de un modelo replicable para que otros lo adopten».

Conservation International cuenta con más de tres décadas de experiencia técnica y científica trabajando junto a las comunidades al tiempo que recauda y destina capital para la conservación a escala.

Cuando proceda, Schroders tratará de alinear sus expectativas de compromiso con las de las principales iniciativas de colaboración, como el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza, los Science Based Targets (Objetivos basados en la ciencia climática) y NA100+.  

Está trabajando para construir una imagen sólida de su impacto en la naturaleza y, además de ser miembro fundador de la Natural Capital Investment Alliance, es miembro de la Net Zero Asset Managers’ Initiative, RE100, Terra Carta y Climate Action 100+.

Estrategias de Inversión