Estamos comenzando con la etapa de publicación de resultados empresariales. Tras un segundo trimestre de récord, sobre todo por el efecto comparación con 2020, ¿Qué previsiones tienen para Europa? 

Las previsiones son muy positivas. Al igual que vimos unos grandes crecimientos de resultados en el segundo trimestre, también los esperamos para este, aunque más moderados.  En EEUU esperamos  que sean excepcionalmente buenos y, a pesar de que no hemos  visto profit warning en el último mes, sí hemos visto muchas comunicaciones de que elevaban cifras de negocios y resultados. Ahí no tenemos ninguna duda y en Europa tampoco. Estamos viendo una demanda que, por los cuellos de botella en la distribución, no se está pudiendo satisfacer pero aparte de eso las compañías después de las reestructuraciones y refinanciaciones que se han hecho en el último año están bien situadas ahora mismo para aprovechar las circunstancias y que veamos resultados bastante  fuertes también en Europa. Aquí lo único será ver la inflación que estamos viendo ahora mismo y si podría ser absorbida por los precios a los que se vendan los productos. 

¿Cree que esto puede ser un incentivo para que los índices continúen subiendo o estamos ante una fase de consolidación en los mercados? 
En principio creemos que los resultados serán excelentes en el futuro porque con las circunstancias que vemos en la economía ahora mismo vemos una previsión de ralentización en el crecimiento en estos meses que nos quedan de año pero que ha sido trasladado al crecimiento del próximo ejercicio. Con ese contexto y esos buenos resultados hay un buen acicate para que las bolsas suban. 

Palos en la rueda siempre hay, ahora mismo la inflación preocupa porque hemos pasado de una idea generalizada de que la inflación era temporal y que volvería a niveles bastante bajos en el próximo ejercicio a pensar que ese será el camino pero que no bajará tanto como pensábamos sino que se mantendrá en cotas cercanas e incluso superiores a los objetivos de los bancos centrales. 

Sobre el tema del tapering en EEUU estamos más tranquilos porque la comunicación de la FED con los inversores está siendo muy clara, muy específica y además con mucho tiempo. Reducirá 15.000 millones de dólares cada mes pero también dice en las últimas Actas que es posible que ese ritmo pueda variar en función de las circunstancias. En tema de tipos hay más dudas entre quien piensa que deberían subir a finales de 2022 y  quien cree que habrá que aguantar hasta 2023. Creo que la respuesta es la misma: actuará dependiendo de las circunstancias  y en función de cómo esté la economía. 

Con todo, el sentido de la bolsa sigue siendo alcista, las compañías podríamos decir que incluso están más baratas que en enero con los resultados que están teniendo y pensamos que tanto en EEUU y Europa los resultados serán un acicate para que las compras en bolsa continúen. 

Eléctricas y bancos han estado detrás de las caídas que ha experimentado el selectivo en septiembre. ¿Qué le hace falta al Ibex 35 para seguir subiendo hasta final de año? 

Todos nos preguntamos cuándo alcanzará el nivel famoso de los 9000 puntos y cuándo tirará hacia arriba. Ahora tenemos una oportunidad. El año pasado en noviembre empezaron compras significativas en activos de valor y pensamos que ahora mismo los precios de este tipo de acciones son los que están baratos. Además, una posible subida de tipos puede dañar algo más a los valores de crecimiento frente a los tradicionales  por lo que creo que, por un lado, el tema de eléctricas con el fuerte castigo que han tenido ha sido excesivo y es buen momento para entrar y los bancos se están defendiendo bastante bien. Es verdad que una parte de los resultados de este año viene de una revisión de la provisiones que se habían hecho pero las estructuras han seguido reduciéndose, control de gastos exhaustivo y mayor actividad económica que les pone en el punto de mira de cara al futuro. Creo que el inversor a medio y largo plazo no tendrá problemas si entra a estos niveles. Si es más de corto plazo, quizás tenga que esperar algo para entrar en estos valores. 

¿Qué valor o valores ve con potencial en este momento? 

Iberdrola nos parece una buena opción para entrar. Endesa también pero Iberdrola solo tiene una parte del negocio en España y esa diversificación geográfica la hace más interesante. Vemos precios objetivos de más de 11 euros en valor, recomendaciones de compra y es un buen valor. 

Otros valores que han subido mucho pero que se verán beneficiado pueden ser Acerinox y Arcelormittal, esos planes de infraestructuras se pondrán en marcha en breve y empezarán a acelerar su producción.

Algún banco como Santander y Bankinter aunque BBVA y otras entidades también son bastante interesantes. En construcción, ACS tiene un futuro muy claro por delante con los grandes planes de infraestructuras.