Sacyr y Acciona, en consorcio con el fondo Plenary Americas, han obtenido un nuevo contrato para la construcción de un puente en Estados Unidos. Esta noticia supone un importante logro para ambas compañías españolas, quienes se encargarán de diseñar, construir, operar y mantener durante 50 años un puente sobre el río Calcasieu, en Luisiana, así como el tramo de 10 kilómetros de la autopista I-10 del que forma parte.

El proyecto tiene un importe total de 2.100 millones de dólares, equivalente a 1.900 millones de euros. Este contrato de concesión será participado en un 30% por cada una de las compañías españolas, dejando el 40% restante para el fondo Plenary. En cuanto a las obras, Sacyr y Acciona tendrán una participación del 50% cada una.

El principal objetivo de este proyecto es el reemplazo del puente actual, que cuenta con más de 70 años de antigüedad y presenta diversas deficiencias. El puente actual cuenta únicamente con dos carriles, lo cual resulta insuficiente para el volumen de tráfico diario estimado de 55.000 vehículos. Además, presenta curvas pronunciadas en el lado este, un trazado angosto y una fuerte pendiente. Por tanto, la reconstrucción del puente será fundamental para mejorar la infraestructura vial y garantizar la seguridad de los usuarios.

La construcción del nuevo puente implicará la reconstrucción de seis carriles de la autopista interestatal, así como la implementación de un sistema de peaje sin barreras. Además, se añadirán diversas estructuras adicionales que permitirán el correcto funcionamiento y mantenimiento del puente durante los próximos 50 años.

El Departamento de Transportes y Desarrollo del Estado de Luisiana trabajará junto al consorcio en los próximos meses para alcanzar el cierre comercial y financiero del proyecto. Una vez se produzca la adjudicación definitiva y la formalización del contrato, dará inicio la fase de construcción del puente y la autopista. Se espera que este proceso lleve varios años, teniendo en cuenta la magnitud y complejidad del proyecto.

Para Sacyr, la participación en este contrato supone un hito importante dentro de su plan estratégico 2021-2025. La compañía se ha marcado como objetivo prioritario aumentar su cartera concesional en países de habla inglesa, y la participación en el proyecto de la I-10 en Luisiana es un paso hacia la consecución de este objetivo.

Por su parte, Acciona ya cuenta con experiencia en contratos de concesión en Estados Unidos. Este contrato en Luisiana representa la segunda concesión obtenida por la compañía en el país. En 2021, Acciona se adjudicó la financiación, construcción, operación y mantenimiento del canal de prevención de inundaciones entre Fargo (Dakota del Norte) y Moorhead (Minnesota). Además, este proyecto fue destacado por ser el primer proyecto de resiliencia al cambio climático y la primera financiación verde en el país.

En resumen, Sacyr y Acciona han logrado un importante contrato para la construcción de un puente en Estados Unidos. Este proyecto representa una oportunidad para ambas compañías de consolidar su presencia en el mercado estadounidense y demostrar su experiencia y capacidad en el sector de la construcción y las infraestructuras. Con un importe total de 2.100 millones de dólares, este contrato supone un impulso para la economía y el desarrollo de la región de Luisiana.

Estrategias de Inversión