Y si algo estamos aprendido de todo este proceso, es que Fluidra es capaz de adaptarse a los cambios y navegar tanto las épocas de bonanza como los momentos más complicados. Gracias a todo nuestro equipo, hoy somos una compañía más fuerte que en 2019: hemos ampliado nuestra cartera de productos en Norteamérica, expandido nuestra red de distribución en Europa y mejorado nuestra oferta de piscina comercial.

Somos la compañía líder global del sector de la piscina y wellness y, además, estamos posicionados para continuar liderándolo en el futuro. Y para hacerlo, seguimos fortaleciendo nuestro negocio centrándonos en tres pilares: conectividad, sostenibilidad y la mejora de rendimientos.

Una de nuestras ambiciones ha sido construir una infraestructura centrada en la creación de resultados sostenidos que impulsen el valor y fomenten el crecimiento, al tiempo que fortalecen el medio ambiente y nuestra sociedad.

Todo ello alienta nuestra misión y nuestra visión: crear la experiencia perfecta de piscina y wellness de forma responsable, mejorando la vida de las personas, a través de soluciones innovadoras y sostenibles que transforman la manera de disfrutar del agua, tanto en actividades de ocio como para la salud.

Una apuesta por la innovación…

Nuestros más de 50 años de experiencia en el sector de la piscina nos han enseñado que el éxito en este mercado depende de que los equipos sean, por un lado, fáciles de instalar y mantener y, por otro, que sean sostenibles y fiables. Y, para lograrlo, estamos convencidos de que la innovación es nuestra mejor arma.

La investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) son una parte fundamental del ADN de Fluidra, siendo uno de los aspectos críticos que nos diferencian de nuestros competidores al ofrecer valor añadido a nuestros usuarios a través de productos más eficientes, de mayor calidad y mejor adaptados a sus necesidades.

Para ser más eficientes en nuestros esfuerzos, disponemos de una red de cuatro centros propios de I+D+i, ubicados estratégicamente en los principales mercados, lo que nos permite satisfacer las demandas particulares de cada región con nuevos productos y soluciones. En este sentido, en 2022 terminamos la construcción de un nuevo centro en Polinyà y está previsto que este año inauguraremos el laboratorio de I+D del mismo con varias piscinas de pruebas para testar todos los productos que diseñamos.

Además, seguimos reforzando nuestro programa de innovación abierta, Fluidra LAB, dirigido al ecosistema de innovación mundial. Con él, identificamos, analizamos y damos respuesta a las necesidades internas de la compañía y exploramos nuevas tecnologías y modelos de negocio del sector, abarcando cuatro áreas de interés: sostenibilidad, seguridad y bienestar, experiencia de cliente y digitalización.

…para tener un impacto positivo en las personas

Todos estos esfuerzos en el ámbito de la innovación tienen un objetivo último: continuar siendo líderes en un sector que creemos que puede tener un impacto positivo en la vida de las personas. No solo por los momentos de disfrute, aprendizaje, deporte o salud que vivimos, también porque pensamos que la piscina del futuro puede ser beneficiosa para el medioambiente y porque para nosotros la política ESG (Medioambiente, Social y de Gobernanza, por sus siglas en inglés) es una cuestión de convicción y coherencia.

Por eso, no solo queremos ser los líderes de la industria, lo queremos ser convirtiéndonos en un referente en ESG. Y es que en Fluidra estamos convencidos de que una compañía con elevados criterios ambientales, sociales y de buen gobierno, es una empresa más sostenible económicamente y más valorada por todos sus grupos de interés.

Por todo ello, avanzamos en nuestro plan ESG Responsability Blueprint 2020-2026, para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y convertirnos en líderes mundiales del sector en este ámbito.

Estrategias de Inversión