Los inversores de este y el otro lado del Atlántico están intranquilos. A los datos de inflación en la eurozona y los PMI manufactureros europeos conocidos hoy, se unen las dudas sobre el sistema financiero, tras el rescate de un nuevo banco -el americano First Republic– ayer y las previsiones de nuevas subidas de tipos por parte de los bancos centrales esta semana. Un conjunto de variables que acrecenta el temor a que la economía entre en una recesión.

Con ello, este primera jornada bursátil de mayo, tras la festividad de ayer, el IBEX 35 cierra con importantes caídas, que han ido engordando con el paso de las horas. En concreto, el selectivo español se deja este martes un 1,72% y cierra en los 9.082, niveles que no alcanzaba desde finales de marzo. Todos los valores del Ibex 35 cierran en rojo, con la excepción de Laboratorios Rovi (1,14%) e Indra (0,17%). 

Los descensos más importantes de hoy son para Repsol (-4,72%), Bankinter (-4,66%) y BBVA (-3,70%). En el caso de la petrolera del Ibex, reseñar que tanto el barril de Brent como el West Texas pierden más de un 4%. Ante esta situación, los inversores se han lanzado a vender acciones de Repsol. 

Por otro lado, la de hoy es la primera jornada de negociación en la bolsa española tras conocerse que el banco estadounidense First Republic Bank será rescatado por JP Morgan. Por eso, las miradas de los inversores se dirigen también hacia el rojo del sector bancario al cierre. Además de las restas de Bankinter y BBVA, las pérdidas de Banco Sabadell son del 3,47%, y las de Banco Santander y Caixabank de más del 2,5%. Por su parte, Unicaja Banco se deja un 1,41%. 

En el apartado macro, la inflación de la zona euro se ha ralentizado desde las cifras de dos dígitos registradas a finales del año pasado, pero sigue siendo elevada. En concreto, los datos de inflación de la zona euro para abril no arrojaron sorpresas desagradables un par de días antes de que el banco central tome su decisión, subiendo ligeramente hasta el 7% como se esperaba (frente al 6,9% anterior), mientras que la subyacente se mantuvo obstinadamente alta en el 5,6%. Una subida de tipos de 25 puntos básicos está ahora fuertemente respaldada con una o dos más en los próximos meses.

En los PMIs manufactureros de abril, los datos implican una importante ralentización en la eurozona. El PMI neerlandés cayó a 44,9, y el español bajó a 49,0 desde 51,3, con lo que pasó del terreno de expansión al de contracción. El PMI italiano se situó en 46,8, muy por debajo del 49,0 a/c y del 51,1 de marzo. El PMI francés aumentó, pero sigue siendo muy débil (45,6). El PMI manufacturero alemán también subió, pero sigue siendo nefasto (44,5). El PMI de abril de la Eurozona se situó en el 45,8, una contracción del sector durante 12 meses.

En el Viejo Continente las dudas se adueñan también de los mercados. El DAX cierra con caídas del 1,28% en los 15.718,65 puntos, el FTSE 100 desciende un 1,27% en los 7.769, el CAC 40 pierde un 1,45% hasta los 7.383 y el FTSE MIB de Italia se deja un 1,70% en los 26.618. Por su parte, el EURO STOXX 50 recorta un 1,52% hasta los 4.293,15 puntos.

Fuertes recortes del crudo

Las caídas de hoy en Europa se han acrecentado tras la apertura en rojo de Wall Street. En los primeros minutos de la jornada, el DOW JONES caía un 0,43% en los 33.906, el S&P 500 restaba un 0,36% hasta los 4.152,94 puntos y el Nasdaq Composite se dejaba un 0,19% en los 12.189,4 puntos. Dos horas después, los principales índices americanos ampliaban fuertemente las caídas que iban del 1,50 al 1,75%.

Todo ello a la espera de lo que ocurra con la reunión de la Fed que arranca este miércoles. En ella se analizará qué hacer con los tipos de interés. De momento el consenso de analistas estima una subida de 25 puntos básicos, antes de llevar a cabo una parada en la escalada del precio del dinero. 

Por su parte, los precios del petróleo caen con fuerza hoy martes por los débiles datos económicos de China y las expectativas de subidas de tasas de interés por parte de la Fed y el BCE esta semana. En concreto, los Futuros del crudo Brent caían al cierre de las bolsas un 4,15% en los 76,02 dólares por barril, mientras que los del West Texas restaban un 4,48% en los 72,27 dólares.

La presión sobre los precios se debía a los datos oficiales publicados el domingo, según los cuales la actividad manufacturera en China, primer importador mundial de crudo, cayó inesperadamente en abril; se trata de la primera contracción del índice de gestores de compras del sector manufacturero desde diciembre. Además, los inversores esperan las previsibles subidas de las tasas de interés por parte de los bancos centrales, en medio de su lucha contra la inflación, lo que podría ralentizar el crecimiento económico y mermar la demanda de energía.

«Los precios del petróleo parecen haberse estabilizado en los últimos días, no muy lejos de la mitad del rango en el que cotizaron desde principios de diciembre hasta marzo. Las ganancias posteriores al OEPC+ se han esfumado, lo que sugiere que los operadores creen ahora que las perspectivas económicas se han deteriorado hasta el punto de que el recorte de la producción no creará el déficit que se temía cuando algunos pedían un petróleo a 100 dólares. Por supuesto, muchas cosas pueden cambiar en las próximas semanas y meses, y casi con toda seguridad lo harán, pero por ahora, parece que las perspectivas para los precios del petróleo son las que eran», señala Craig Erlam, analista de mercado sénior, Reino Unido y EMEA, OANDA.

Por otro lado, la producción de petróleo de la OPEP disminuyó en abril debido a la interrupción de algunas exportaciones de Irak y a retrasos en los envíos de Nigeria, según un sondeo de Reuters publicado el martes. Esto se suma al impacto de la fuerte adhesión de los principales productores al acuerdo de recorte de suministros de la alianza OPEP+. El sondeo indica que la Organización de Países Exportadores de Petróleo produjo 28,62 millones de barriles diarios (bpd) el mes pasado, lo que representa una disminución de 190.000 bpd con respecto a marzo. La producción ha disminuido en más de 1 millón de barriles diarios desde septiembre.

En el mercado de las criptomonedas, el Bitcoin pierde un 0,52% en los 28.323,1  dólares. «Una ruptura por debajo de los 27.000 $ podría significar problemas a corto plazo», apunta el analista de OANDA.

En el par EUR/USD, el euro cotiza con alzas del 0,10% en los 1,0986 billetes verdes. Por su parte, en la renta fija, la rentabilidad del bono español a 10 años cae al  3,331%.

Estrategias de Inversión