Repsol ha puesto en marcha su programa de recompra de acciones propias, por el que, tal y como ha comunicado a través de la CNMV, podrá adquirir un máximo de 35 millones de títulos, equivalentes a un 2,29% de su capital.

Según comunica Repsol, la inversión máxima neta del programa se fija en 756,7 millones de euros, lo que equivaldría a un precio de 21,62 euros por acción si se completara el tope de las acciones previstas, 35 millones. «A efectos del cálculo del importe de la inversión máxima, se computará únicamente el precio de adquisición de las acciones. No se computarán, por tanto, los gastos, comisiones o corretajes que, en su caso, pudieran repercutirse sobre las operaciones de adquisición», señala la petrolera.

Respecto al precio, Repsol remarca en su comunicado a la CNMV que durante su programa «no comprará acciones a un precio superior al más elevado de los siguientes: (i) el precio de la última operación independiente; o (ii) la oferta independiente más alta de ese momento en los centros de negociación donde se efectúe la compra». En lo que respecta al volumen de contratación, «Repsol no comprará más del 25% del volumen medio diario de las acciones de Repsol en el centro de negociación en que se lleve a cabo la compra».

Repsol dispone de un amplio plazo temporal para llevar a cabo sus recompras de acciones. El programa comienza en el día de hoy, 10 de noviembre, y «permanecerá vigente hasta el 31 de diciembre de 2022«. No obstante, la compañía «se reserva el derecho a finalizar el Programa de Recompra si, con anterioridad a su fecha límite de vigencia (esto es, el 31 de diciembre de 2022), se hubiera cumplido su finalidad y, en particular, si Repsol hubiera adquirido al amparo del mismo el NMAA, o acciones por un precio de adquisición que alcanzara el importe de la Inversión Máxima, o si concurriera cualquier otra circunstancia que así lo aconsejara o exigiera».