Repsol cotiza este miércoles con subidas cercanas al punto porcentual, que le han llevado a tocar intradía los 14,59 euros en la mañana de hoy. Nuevas alzas que podrían suponer para la petrolera del Ibex 35 su tercera sesión consecutiva en verde y que, además, engrosan su acumulado de este 2022, en el que sus títulos ya ganan un 46,5%, siendo los terceros más alcistas del selectivo.

Las subidas de hoy llegan después de conocerse que, tras la revisión del rating de Repsol por parte de Moody´s, la agencia de calificación crediticia lo ha incrementado desde Baa2 a Baa1 manteniendo estables las perspectivas de la compañía.

«El incremento del rating se debe a la mejora de la rentabilidad de Upstream junto con la elevada generación de caja en un entorno de precios elevados y los niveles de deuda reducidos. Aunque la coyuntura se mantendrá en el corto plazo, la agencia de rating estima que se tienda a una situación normalizada en el tiempo», apuntan los analistas de Renta 4.

Además, a lo largo del año, Repsol ha acelerado sustancialmente en la consecución de los objetivos del plan estratégico 2021-2025, «apostando por la transición energética, reforzado el balance e incrementado la remuneración a los accionistas».

El incremento del rating de Moody´s está teniendo un impacto positivo en la cotización de las acciones de la petrolera en el Ibex 35. Además, la de hoy se une a la revisión realizada por S&P el pasado 16 de noviembre. De esta manera, las principales agencias de rating reconocen el trabajo realizado por Repsol a lo largo de este año.

Por su parte, Renta 4 reitera su recomendación de sobreponder las acciones de Repsol, a las que otorga un precio objetivo de 18,9 euros y que supone un potencial al alza de más del 30% para 2023. Mientras, la media de analistas que siguen el valor recogidos por Reuters le siguen dando un consejo de comprar, a un precio objetivo de 17,96 euros, lo que le otorga un potencial del 24%.

Estrategias de Inversión