Repsol y la petrolera venezolana Pdvsa han suscrito un acuerdo de gestión este lunes para la administración de la empresa mixta Petroquiquire, que está controlada en un 40% por la española.

Este acuerdo permitirá mejorar la operación de los campos Mene Grande y Barúa Motatán en el occidente del país y el campo Quiriquire en el oriente, con un aumento sustancial de la producción durante los próximos dos años. Al mismo tiempo, busca establecer las bases que permitan mejorar la ejecución de las actividades de Petroquiriquire.

El acuerdo asegura tanto la generación de fondos propios para la inversión necesaria como para la recuperación de la deuda histórica de Repsol ligada a estos activos.

Según han explicado fuentes del mercado a Europa Press, el acuerdo es similar en su mecánica al que ya se firmó anteriormente con la petrolera Chevron y no conlleva la inversión de nuevo capital por parte de Repsol.

El ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Pedro Rafael Tellechea, ha asegurado que este es un acuerdo «sumamente importante» para ambas compañías y supone otro ejemplo de una empresa internacional que confía y hace presencia en Venezuela. «Están con nosotros a pesar de las dificultades, porque vamos a seguir creciendo», ha manifestado.

Estrategias de Inversión