El IBEX 35, a nivel técnico, hay una zona clave en los 9.050 puntos que consiguió romper hace unas semanas. Llegó a los 9.200 pero ahora está mostrando ahora más debilidad y la zona que fue de resistencia está haciendo de soporte. Podría ser un punto de entrada, pero para ello tendría que no perder los 9.000 puntos, señala el analista de BiG, José Luis Herrera. «Podemos utilizar esta directriz como punto de alarma, si la perfora deberíamos encender las alarmas, pero si la respecta podríamos llegar a los máximos de junio, en los 9.300 puntos». 

En cuanto a los protagonistas del día, miramos a Repsol, afectada por las caídas del precio del petróleo que estamos viendo en la parte final de la semana. Se está comportando como otras firmas del sector, como Conoco o Exxon, «todo el sector se enfrenta a una zona de resistencias importante, entra dentro de lo normal esta pauta de consolidación». Por ahora, los 10,60 euros, en mínimos de la semana pasada, es un nivel relevante. Los 9,80 euros son el nivel que no debe perder para poder ver nuevas recuperaciones.