Repsol, “atractiva oportunidad” ante la tensión en la cadena de suministros de refinados

“El conflicto bélico junto con la reducción de la capacidad de refino, han incrementado la presión en la cadena de suministro tanto de materias primas como de productos destilados”, destaca Alfonso Batalla, analista de Renta 4, en un informe. De esta manera “se ha roto la tradicional correlación entre el precio del Brent y el margen del refino, permitiendo obtener resultados extraordinariamente altos”. 

Renta 4 estima que el barril Brent se sitúe de cara a 2023 en torno a 80USD/b y los márgenes de refino se vayan normalizando hasta los 5,5USD/b, niveles todavía muy por encima de los objetivos de 50USD/b Brent medio y 4,5USD/b de refino fijados en el plan estratégico. 

En este escenario “Repsol será capaz de seguir generando caja muy por encima de lo previsto en el plan estratégico, avanzando en la consecución del objetivo de 10.900 millones de euros en el periodo 2021-25 (6.989 millones hasta septiembre)”. Además, “la caja generada a lo largo de 2023 permitirá a Repsol seguir mejorando su ya holgada posición financiera”. 

Mientras, con la compra de Asterion Energies el pasado mes de diciembre, Repsol adquiere 2.500 Mw de generación renovable en fase avanzada o de construcción (se suman a los 3.600 Mw de Repsol en operación y construcción) que permiten dar una mayor visibilidad a los objetivos de 6.000 Mw de generación renovable en 2025.  

Teniendo en cuenta estos factores, “estimamos que, a lo largo de 2023, Repsol deberá llevar a cabo una actualización de su plan estratégico gracias a un 2022 atípico para el mercado, por la ruptura de la correlación histórica entre el Brent y el margen de refino, que seguirá afectando positivamente en 2023”, señala Batalla. “La compañía ha adelantado notablemente en el tiempo los objetivos de generación de caja, de retribución a los accionistas y aceleración en la consecución de los objetivos de generación renovable”.

“Durante este año, el tensionamiento de la cadena de suministro de productos refinados seguirá presente por la entrada de las nuevas sanciones en febrero a productos refinados rusos. Bajo este positivo escenario, y ante el desfavorable comportamiento relativo de la cotización en el comienzo de 2023 consideramos a Repsol como una atractiva oportunidad de inversión a los precios actuales”, señala el analista. Renta 4 da una recomendación de ‘sobreponderar’ a Repsol, con un precio objetivo de 18,90 euros.

Este martes, las acciones de Repsol suben un 0,64% hasta los 14,91 euros. El valor ha subido un 2,50% en este arranque de 2023, con la capitalización bursátil en unos 20.500 millones de euros.

Suscríbete a Estrategias de Inversión y disfruta del área Premium.

Estrategias de Inversión