Repsol ha cerrado un acuerdo estratégico para adquirir el 40% de Genia Bioenergy, consolidando su presencia en el sector del biometano en España.

Esta asociación incluye la compra de 19 plantas de biometano en desarrollo, así como 11 proyectos adicionales que están en una fase temprana. Con esta adquisición, Repsol se posiciona como un actor clave en la industria emergente del gas renovable, en línea con las directrices de la Unión Europea para impulsar la producción de energías limpias.

Así, Repsol comprará la totalidad del gas producido por estos proyectos que, además, van a conformar una plataforma única para crear ecosistemas agroindustriales capaces de impulsar las economías locales y ofrecer soluciones para la valorización de sus residuos.

La empresa dirigida por Josu Jon Imaz destacó que esta alianza le permite «sumar importantes capacidades humanas y técnicas para posicionarse de manera temprana en este sector«.

Además, la entrada en el capital de la compañía especializada en biometano permitirá crear una plataforma de crecimiento en la industria emergente de gas renovable, considerado estratégico por la Unión Europea -que se ha fijado como ambición multiplicar por ocho su producción en 2030 frente a la registrada en 2022- en su programa Plan RePower EU.

Asimismo, la Asociación Española del Gas (Sedigas) estima que el biometano puede llegar a representar casi la mitad del consumo de gas natural de España.

La alianza entre Repsol y Genia Bioenergy representa un avance significativo en la estrategia de Repsol para fomentar la economía circular y la descarbonización. Juan Abascal, director general de Transformación Industrial y Economía Circular de Repsol, destacó la importancia de aprovechar los residuos para convertirlos en combustibles sostenibles para diversos sectores, como el hogar, la industria y la movilidad. Este enfoque integrado en toda la cadena de valor del biometano refleja el compromiso de Repsol con la sostenibilidad y la innovación.

Por su parte, Gabriel Butler, consejero delegado de Genia Bioenergy, resaltó el impacto positivo de desarrollar plantas de biometano en España, impulsando la descarbonización de la economía, reduciendo la dependencia energética del país y generando empleo cualificado en entornos rurales. Esta colaboración entre Repsol y Genia no solo fortalece la posición de ambas compañías en el mercado energético, sino que también contribuye al crecimiento sostenible y al impulso de ecosistemas económicos locales.

Estrategias de Inversión