Repsol ha dado un paso significativo en su estrategia de producción de combustibles renovables al adquirir el 40% de las instalaciones industriales de Bunge Ibérica por 300 millones de dólares. Este acuerdo estratégico entre Repsol y Bunge tiene como objetivo principal aumentar el acceso a materias primas de baja intensidad de carbono para la producción de combustibles sostenibles y acelerar la reducción de emisiones en el sector del transporte.

La alianza entre Repsol y Bunge implica la colaboración en el desarrollo de nuevas oportunidades para satisfacer la creciente demanda de productos con menor impacto ambiental. Esta asociación estratégica no solo fortalece la posición de Repsol en el mercado de combustibles renovables, sino que también contribuye a acelerar el aumento de producción requerido por la Unión Europea en esta área.

Repsol está enfocando sus esfuerzos en la puesta en marcha de plantas de biocombustibles avanzados en España, con instalaciones en Cartagena y Puertollano. Estas iniciativas reflejan el compromiso de la compañía con la sostenibilidad y la innovación, al tiempo que contribuyen a la transformación del sector energético hacia fuentes más limpias y renovables.

Programa de recompras

Por otro lado, Repsol arrancará este martes 26 de marzo un programa de recompra de acciones por un importe máximo de 913,92 millones de euros, equivalentes a 35 millones de acciones, representativas de, aproximadamente, el 2,87% del capital social de la compañía.

El propósito del programa de recompra es adquirir parte de las acciones propias que se amortizarían en el caso de que la reducción de capital resultara aprobada por la próxima junta general de accionistas en los términos que esta decida. La adquisición de las acciones se realizará a precio de mercado.

Repsol no comprará títulos propios a un precio superior al más elevado de la última operación independiente o al de la oferta independiente más alta de ese momento en los centros de negociación donde se efectúe la compra. En lo que respecta al volumen de contratación, Repsol no comprará más del 25% del volumen medio diario de las acciones de Repsol en el centro de negociación en que se lleve a cabo la compra. El volumen medio diario de las acciones a los efectos del cómputo anterior tendrá como base el volumen medio diario negociado en los 20 días hábiles anteriores a la fecha de cada compra.

El programa permanecerá vigente hasta el 31 de julio de este año. No obstante, Repsol se reserva el derecho a finalizarlo si, con anterioridad a su fecha límite, se hubiera cumplido su finalidad y, en particular, si Repsol hubiera adquirido al amparo del mismo el número máximo de acciones o el importe máximo.

Estrategias de Inversión