Este arranque de 2024 está siendo positivo para gran parte de los valores del IBEX 35. De hecho, más de la mitad (18 de las 35 empresas) está en positivo en el acumulado del año. De este grupo, las acciones de tres compañías superan el doble dígito de rentabilidad en lo que llevamos de ejercicio: Indra, Fluidra y BBVA.

Indra es, por el momento, el valor del selectivo que más gana en bolsa, con sumas del entorno del 15%. El grupo tecnológico proveedor de soluciones propias en los mercados de transporte, tráfico aéreo y defensa capitaliza a día de hoy 2.830 millones de euros y cuenta con un free float del 66% de un total de 176,65 millones de acciones.

Indra Sistemas, que pertenece al IBEX 35 desde el 1 de julio de 1999, se constituyó en 1992 y entonces el capital del grupo pertenecía al sector público, a través del ya extinguido Instituto Nacional de Industria (INI). En 1994 tuvo lugar una ampliación de capital para mejorar la situación financiera del grupo, y en ella se dio entrada al grupo francés Thomson-CSF. Cinco años después, en 1999, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) fue la protagonista en la privatización Indra y durante la oferta pública de venta (OPV) en bolsa vendió el 66% del capital que estaba bajo su control para, 14 años más tarde, volver a comprar un 20,1% del capital. En 2022 el Gobierno de España autorizó a la SEPI a elevar su participación en la compañía hasta el 28%.

Con ello, los tres principales accionistas de Indra son entidades españolas, dos de perfil industrial. Por detrás de la SEPI, con un 28% del capital de la compañía, el segundo accionista mayoritario de Indra es para los hermanos Ángel y Javier Escribano Ruiz, que controlan cada uno de ellos el 50% de Advanced Engineering and Manufacturing, socio único de las sociedades Escribano Mechanical and Engineering y Escribano Mechanical and Engineering Investments, que se reparten, respectivamente, el 3,4% y el 4,6% de Indra, hasta sumar un 8% del capital de la compañía icónica del sector de la defensa.

Sapa Placencia, una empresa familiar especializada en tecnología de transmisiones y movilidad de vehículos militares, es desde hace apenas un mes el tercer mayor accionista de Indra. La compañía vasca ostenta el 7,94% de la compañía presidida por Marc Murtra. La noticia llegaba a mediados de este pasado enero después de que el banco neerlandés ING aflorara una participación del 6,98% en el capital de Indra compuesta por un 1,814% a través de acciones directas y un 5,166% en derivados financieros, posición indirecta esta última que pertenece a la compañía guipuzcoana Sapa Placencia y que antes gestionaba Deutsche Bank, según informó Europa Press. Así, buena parte de la participación de Sapa en Indra está compuesta por derivados que habían sido financiados por Deutsche Bank, los cuales ahora pasan a estarlo por ING.

Por detrás de ellos, Fidelity Managemnt Research, con un 7,88%, y el fondo británico Amber Capital, con un 7,24%.

Con 17 años de historia bursátil y casi 3 primaveras en el Ibex 35, Fluidra es el segundo valor más alcista en lo que llevamos de 2024, con sumas para sus acciones del 11,2%.

Referente mundial del sector de la piscina y el wellness, con presencia en 47 países, la empresa fue fundada en 1969 en Barcelona por cuatro familias catalanas (los Planes, los Serra Duffo, los Corberá y los Garrigós) con el nombre de Astral Construcciones Metálicas y con un objetivo claro: fabricar los elementos que se necesitaban en la construcción de las piscinas. La compañía pasó luego a llamarse Aquaria y, ya en 2002, bajo el liderazgo de Eloy Planes, hoy presidente ejecutivo, pasaría a denominarse Fluidra.

También bajo el mandato de Planes, tendría lugar el gran hito a nivel de sinergias para Fluidra, cuando en julio de 2018 completó su fusión con la empresa americana Zodiac, decisiva para su salto al Ibex. El día del estreno en el selectivo, la acción debutó a 6,5 euros por acción. Ahora Fluidra cotiza en el entorno de los 21 euros.

En cuanto al accionariado, a día de hoy, las familias fundadoras mantienen una participación cercana al 30%, a través de Acción Concertada, dejando así gran parte de la actual estructura accionarial a inversores con vocación de largo plazo. En concreto, las familias controlan un 28,3% del capital de Fluidra, según la web de la entidad. Se divide entre el 7,8% que ostenta Boyser SL de los Duffo, el 7,4% que tiene Dispur SL de los Planes, el 6,9% de Edrem SL propiedad de los Corberó y el 6,2% de Aniol/Piumpc Inversions SAU que representa a los Garrigós.

En segunda posición, el private equity americano Rhone Capital, liderado por José Manuel Vargas en España, conserva un 11,7% desde su entrada en 2018, aunque según recientes informaciones quiere ir saliendo, aunque sin urgencia, de la compañía del Ibex. «El fondo cree que el valor de la empresa tiene recorrido, por lo que no tiene prisa. Lo lógico es que cuando lo haga, se eleve nuestra liquidez, por lo que nosotros estamos muy cómodos con la situación actual», comentaba en una entrevista a Cinco Días el pasado mes de junio Eloi Planes.

El vicepresidente de Puig, Manuel Puig Rocha, tiene la tercera mayor participación, del 7%, con un paquete accioniarial de 13,44 millones de acciones. Manuel Puig entró en Fluidra en 2012 con el 5%, una participación que se diluyó en 2018 tras la fusión con Zodiac. Posteriormente, el empresario fue adquiriendo más títulos hasta alcanzar el 7% que posee en la actualidad, al apostar por esta inversión industrial estratégica con visión a largo plazo.

Cierra el trío ganador del Ibex 35 en este arranque de 2024 BBVA, cuyas acciones superan ligeramente el 10% y una capitalización de 52.332 millones de euros. 

A cierre de 2023, el capital social de BBVA era de 2.860.590.786 euros, representado por 5.837.940.380 acciones (5.837.940.380 derechos de voto), todas ellas de la misma clase y serie, totalmente suscritas y desembolsadas. Por su parte, el número de accionistas alcanzaba los 742.194 y, por tipo de inversor, el 61,7% del capital pertenecía a institucionales y el 38,3% restante a minoritarios.

BlackRock es el máximo accionista de la entidad liderada por Onur Genç. El principal accionista de BBVA es BlackRock. El mayor fondo de inversión del mundo controla el 5,917% de BBVA, según datos de la CNMV, a cierre de 2023.

El segundo lugar es para Capital Research and Management Company, gestora de Capital Group, que aflora una participación del 3,010% en BBVA.

El fondo soberano de Noruega, gestionado por Norges Bank Investment Management, cierra el trío de accionistas mayoritarios, pero lo hace con una inversión por debajo del 3%, al haber reducido su participación en BBVA al 2,978%. En total, controla alrededor de 177,6 millones de acciones, según informa Europa Press.

TE INTERESA PARA INVERTIR

Descubre los valores con mejores fundamentales para invertir y con tendencia alcista en bolsa en este momento

Nuestro equipo de análisis sigue los mercados en tiempo real y realiza carteras de inversión (tendenciales, global macro y de fondos de inversión) , análisis , informes independientes y herramientas para que los inversores inviertan con información y análisis profesional.

Descubrelo en la zona premium

En estrategias de Inversión llevamos más de 19 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión