Las excusas para justificar la subida de las bolsas en la sesión de hoy fueron las dos siguientes:

-Las señales de ralentización de la recuperación de la economía delos EEUU hacen más probable que lleguen a un acuerdo sobre un nuevo estímulo entre demócratas y republicanos.

-Este hecho y la aparente mejoría de la salud de Trump.

Resultó llamativo el comportamiento del precio del petróleo durante la sesión de ayer. Su cotización subió con fuerza, algo más del 6%. Y los medios de comunicación la justificadorn por el inicio de una huelga de trabajadores en Noruega.

Es cierto que la huelga reducirá la capacidad de producción total de Noruega en algo más de 330.000 barriles de petróleo por día, lo que supone aproximadamente el 8% de la producción total, según la Asociación Noruega de Petróleo y Gas (NOG),pero tamibén hay tener en cuenta que esta reducción fue compensada principalmente por el aumento de la producción en Libia.

Para que el precio del petróleo suba es necesario que la demanda se recupere. No es un problema de oferta.

Y desde un punto de vista gráfico,el precio del petroleo no superó ninguna resistencia significativa, continúa dentro de un amplio movimiento lateral.

La esperanza de una aceleración de la recuperación económica impulsó al alza la rentabilidad de los bonos y lo ssectores más ligados al ciclo económico.

La rentabilidad de los bonos a 10 años se situó en 0,76%, el nivel más alto desde el 1 de septiembre, y durante la sesión subió desde 0,661% hasta cerrar en torno a 0,76%. Y el aspecto que presenta la pauta desplegada hasta hoy hace pensar que lo más probable es que continúe subiendo a corto plazo.

Vayamos a las bolsas.

El S&P 500 fue capaz de cerrar por encima de 3.400.

Si tenemos en cuenta que el senitmiento de los inversores, según el índice de «codicia y miedo» de la CNN, es bajista, vamos a considear como escenario más probable que el S&P 500 siga subiendo a corto plazo y que se dirija a la zona de los 3.450.Y si este nivel fuese superado ya se abriría el camino hacia los máximos.

Gráfico diario del S&P 500 Index

Tal y como podemos ver en el gráfico que recogemos a continuación, los inversores particulares han abierto un elevado volumen de posiciones cortas en futuros sobre el NAsDAQ 100. En la sesión de ayer se inició un movimiento de cancelación de posiciones cortas. Y como todavía es probable que aún queden bastantes posiciones cortas por cancelar, vamos a considerar como escenario más probable que tanto al S&P500 como al NASDAQ 100 le quede recorrido al alza.

Posiciones cortas

Si nos fijamos ahora en el índice de «miedo y codicia» de la CNN, podemos observar que el sentimiento dominante entre los inversores es bajista, aunque no se han registrado lecturas extremas. Y, por la Teoría de la Opinión Contraria, lo más probable es que a corto plazo las bolsas estadounidenses suban todavía algo más.

Indice de miedo y codicia