¿Qué se espera de la temporada de resultados en Estados Unidos?

Señalan desde JPMorgan, en concreto su estratega Mislav Matejka, que las ganancias del mercado que se había visualizado en la penúltima semana de junio, no iban a durar mucho. Y asentaba su afirmación en varios factores, como el hecho de que están surgiendo las primeras grietas en el mercado laboral, la ausencia de convergencia que hemos visto  entre los PMIs de servicios y manufacturas. En especial por la esperada presencia de estímulos en China, que, a la postre no contentan a un mercado que ve como en el país se suceden las malas cifras macroeconómicas.

Un enfriamiento del mercado laboral sobre el que también pone la mirada Barclays, quien indica que las entradas netas en varios sectores se han vuelto negativas y en algunos casos han crecido con menor fuerza. De ahí que se evidencie que las empresas muestran cierto freno a contratar y despedir trabajadores, mientras que la gran renuncia, ya es cosa del pasado porque los empleados no quieren dejar sus puestos de trabajo.

Todos estos factores componen un caldo de cultivo que se refleja en las compañías, que, desde mediados de mes, en el caso de las más preponderantes, empezarán a ‘confesarse’ en el mercado, con sus resultados trimestrales. En la mayoría de los casos el segundo trimestre, pero con cambios dependiendo del año fiscal de cada empresa.

Gráfica sobre evolución de los resultados con previsiones trimestralesGráfica sobre evolución de los resultados con previsiones trimestrales

En términos generales no se espera un trimestre bueno para las compañías. Los datos que maneja FactSet, colocan la caída media de las ganancias para las empresas del S&P 500 en el 6,5%. Si se concretara esta cifra, estaríamos hablando de la de mayor cuantía que se produciría para las compañías del índice desde el segundo trimestre de 2020, en plena pandemia. Datos no comparables, ya que hablamos, por la situación creada por el Covid, por un recorte del 31,6%.

Con respecto a las estimaciones de la firma, en su guía de ganancias, vemos como para el segundo trimestre de 2023, 67 compañías del índice han emitido un beneficio por acción negativo y 46 lo han hecho de forma positiva. Eso sí, si tenemos en cuenta la relación de las empresas entre el precio y el beneficio a 12 meses en el S&P se coloca por encima de la media de los últimos 5 años, en 18,6 y también supera, en 17,4 la media de los 10 ejercicios precedentes.

En cuanto al calendario, los bancos abrirán el grueso de las presentaciones a mediados de este mes y llegará el turno, cuasi consecutivo de las tecnológicas a finales de mes.

Calendario con los principales resultados previstos para el segundo trimestreCalendario con los principales resultados previstos para el segundo trimestre

Pero hay incluso peores previsiones que las descrita. Se trata de las estimaciones que manejan desde Zacks. Se trata de un recorte en los beneficios en el segundo trimestre del año para las compañías americanas del 9,4% frente a la caída del 3,5% en el primero. Así se completaría, con los malos datos de los tres meses finales de 2022, de cumplirse las cifras, tres trimestres consecutivos a la baja en los resultados.

Aunque destaca el cambio favorable que se ha producido en la perspectiva de los resultados del sector tecnológico para ese periodo. Y cobra real importancia, ya que el sector genera casi el 26% de todas las ganancias del S&P 500. De igual forma que la recuperación bursátil del índice se corresponde en buena medida con la marcha alcista del sector.

Pero también se visualizan estimaciones positivas, que han ido creciendo desde principios de abril para sectores como la construcción, el de los productos industriales, la automoción, los servicios médicos y el comercio minorista.

Estrategias de Inversión