Las criptomonedas siguen evolucionando a pesar de los inconvenientes y caídas de su valor. Los inversores de Cardano están esperando con ansias la nueva era llamada Voltaire, la cual será responsable de cerrar cinco eras de la altcoins según Sabrina Martins Vieira en U Today.

Cardano se lanzó en 2017 para ser una cadena de bloques que llegaría a las personas que no tenían acceso al sistema financiero tradicional.

Otro propósito importante del desarrollo de altcoin fue abordar los desafíos estratégicos que enfrenta la tecnología blockchain: escalabilidad, interoperabilidad y sostenibilidad.

Con este fin, la criptomoneda se convirtió en una de las más destacadas en el mundo de los contratos inteligentes.

Sin embargo, hasta que llegó a la era en la que su red sería compatible con los contratos descentralizados, la altcoin pasó por algunas fases. Esto se debe a que Cardano tiene un modelo operativo basado en la investigación. Para que todo funcione sin problemas en el desarrollo de las criptomonedas, las entregas de altcoin se han dividido en cinco eras.

¿Cuáles fueron las fases de Cardano?

Todo comenzó con la era Byron, la fase en la que se produjo el lanzamiento de la altcoin y los inversores pudieron comprar y vender ADA. Además, se construyeron las billeteras Daedalus y Yoroi.

Poco después de la primera era llegó la fase que se encargaría de trabajar en la descentralización de Cardano, la era Shelley. En la fase anterior, la red ADA estaba federada, es decir, controlada de forma centralizada por el equipo de altcoin.

Sin embargo, Shelley fue desarrollado para cambiar este escenario y hacer que el nodo de Cardano sea administrado por la comunidad haciendo uso de la participación en la red del competidor de Ethereum (ETH).

Los desarrolladores de Cardano se centraron mucho en una de las grandes fases, la era Goguen. La espera fue larga y anhelada, ya que no fue hasta 2021 que, a través de uno de los hard forks de Goguen, finalmente llegaron los contratos inteligentes en cripto.

Con los contratos inteligentes implementados, la altcoin comenzó a desarrollar la escalabilidad de su red durante la era Basho. Después de todo, para que DeFi y NFT fueran atractivos en Cardano, era necesario ofrecer una red escalable.

Con todos estos beneficios entregados, Cardano entra en su mejor momento, llegando a la última fase.

¿Qué es la era de Voltaire?

 Aunque es la última era de Cardano, la altcoin ha estado trabajando en ella durante algún tiempo. La empresa de desarrollo de la altcoin, IOG, trabajó en las fases de la criptografía en paralelo, justo después de la llegada de las eras de Byron y Shelley.

Voltaire llegará con la intención de hacer autosostenible la red de criptomonedas a través de un sistema de votación y tesorería. Como tal, ya ha comenzado a dar los primeros pasos con el lanzamiento de Catalyst, un proyecto de gobierno descentralizado.

Con la última era, los participantes de la red podrán influir en el desarrollo futuro de la altcoin con sus acciones y derechos de voto. Además, los usuarios tendrán la oportunidad de hacer sugerencias para actualizaciones de software, mejoras técnicas y financieras para el proyecto.

El tesoro de esta última era estará disponible para financiar algunas propuestas de mejora de Cardano (CIP) aprobadas por la comunidad. Los CIP son responsables de describir estándares, procesos o proporcionar pautas o información general a la comunidad de Cardano.

Siendo este el caso, el inversor de altcoin puede ver que Cardano debe volverse más descentralizado, evolucionando el proceso iniciado en la fase de Shelley.

Cardano cotiza en los 0.3111 centavos al mediodía y la media móvil de 70 periodos se mantiene por encima de las últimas velas.

Apúntate gratuitamente al boletín semanal de Critoactivos, NFTs y Metaverso

Estrategias de Inversión