La familia Puig anuncia la salida a bolsa de la firma, con 110 años de antigüedad. Si finalmente sale al mercado, se convertirá en la mayor salida a bolsa en España de los últimos 10 años. Quedaría por debajo de la de Aena, en la que se recaudó, a comienzos de 2015, 4.263 millones de euros en la colocación del 49% de su capital. 

Hablamos de un grupo que, basándonos en los datos que ha facilitado con el anuncio, en el registro del documento de intención de cotizar, valora al grupo empresarial en 10.000 millones de euros. 

La intención de la compañía en su aventura bursátil es tratar de alcanzar los 2.500 millones de euros, incluso una cifra superior para el grupo catalán. Acaba de poner en marcha esa intención de realizar una oferta pública de sus acciones clase B dirigida a inversores cualificados.

El comunicado destaca que «la sociedad tiene la intención de solicitar la admisión a cotización de las Acciones en las Bolsas de Valores de Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia  y su negociación a través del Sistema de Interconexión Bursátil (Mercado Continuo).

La oferta consistirá en una oferta de acciones de nueva emisión por parte de Puig, con el objetivo de captar aproximadamente 1.250 millones de euros, y una oferta de Acciones existentes de mayor importe que realizará el accionista mayoritario de la Sociedad, Puig, S.L. , controlada por Exea, la sociedad patrimonial de la familia Puig. Tras la oferta, la familia Puig conservará una participación mayoritaria y la gran mayoría de los derechos de voto de la sociedad.

Es decir, la familia mantendrá el control de la compañía a pesar de su salida al mercado. 

Este gigante de la cosmética en España, con sede en Barcelona opera en 32 países con 17 marcas, como consta en sus registro, entre las que destacan, en términos de ingresos, Paco Rabanne, Charlotte Tilbury y Carolina Herrera. 

A ellas se suman Nina Ricci, Jean Paul Gautier, Apivita, , Dries Van Noten, Byredo, Penhaligon’s, L’Artisan Parfumeur, Uriage,  Dr. Barbara Sturm, Kama Ayurveda y Loto del Sur, así como las licencias Christian Louboutin, Banderas, Adolfo Dominguez, entre otras.

Ya en el ámbito económico, la compañía cerraba 2022 con ventas de 3.620 millones de euros y ganar 400 millones de euros y 2023 con unos ingresos netos de 4.304 millones de euros en 2023, un 19% más. Y su objetivo es facturar unos 4.500 millones de euros en 2025, con un potencial crecimiento del 8%.

El presidente de la firma Marc Puig destaca que «el anuncio de hoy es un paso decisivo en los 110 años de historia de Puig. Gracias a nuestra estrategia de creación de un porfolio de marcas propias, centrándonos en los productos Prestige y ampliando nuestro liderazgo en fragancias Niche, maquillaje
y dermocosmética, Puig ha registrado de forma constante un crecimiento sólido y rentable. Nuestro carácter único y creativo nos ha permitido atraer a fundadores y marcas líderes, con los que hemos establecido asociaciones a largo plazo y a los que hemos ayudado a crecer y, al mismo tiempo,
preservar su legado»

Además-señala el máximo responsable de la compañía de cosmética- «creemos que convertirnos en una compañía cotizada alineará nuestra
estructura corporativa con la de las mejores compañías familiares
del sector de la Belleza Premium a escala mundial, nos ayudará a atraer y retener talento y respaldará la estrategia de crecimiento de nuestro porfolio y nuestras marcas”.

Siguenos en nuestro canal de WhatsApp de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp, completamente gratuito para que los inversores puedan seguir los informes y análisis más interesantes de la jornada, así cómo novedades, cursos gratuitos, ideas de inversión de corto, medio y largo plazo.

Siguenos fácilmente en tu WhatsApp pinchando en este enlace.

Estrategias de Inversión